La regularización catastral del 2015 causa confusión en Haro

Jöel López
JÖEL LÓPEZ

A pesar de la rebaja del 3% que el Ayuntamiento ha realizado sobre el IBI en el 2017 y en el 2018, varios vecinos de Haro han visto cómo su recibo ha aumentado considerablemente. En este caso, el asunto nada tiene que ver con las revisiones de la ponencia, sino con la regularización de inmuebles que hizo el Catastro en Haro. En una rueda de prensa celebrada ayer, la alcaldesa socialista, Laura Rivado, insistió en separar ambas cuestiones: «La rebaja del IBI es una decisión política tomada por el tripartito y de la que disfrutan todos los jarreros», mientras que «los incrementos, que no son para todos, son consecuencia de una regulación solicitada por el anterior Gobierno municipal en el 2013 y ejecutada en el 2015».

Dicha regularización tuvo como finalidad la incorporación al catastro de los bienes inmuebles urbanos y rústicos con construcción, así como de las alteraciones de sus características, en supuestos de incumplimiento de la obligación de declarar de forma completa y correcta un alta o modificación catastral. Es decir, se trataba de bienes realmente no declarados o sólo parcialmente y que, tras la regularización, sus titulares tienen que pagar más por ellos: «Ésa es la razón por la que afecta a unos vecinos y no a todos», advirtió Rivado.

La alcaldesa explicó además que la regularización tiene carácter retroactivo sobre los últimos cuatro años. Así, reconoció haber recibido reclamaciones de vecinos por subidas «muy altas» en el recibo del IBI, pero insistió en que «son dos cosas diferentes».

La alcaldesa insistió en que, al margen de este asunto, la bajada del IBI ha supuesto 105.000 euros que el Ayuntamiento ha dejado de ingresar: «Hemos ajustado los presupuestos para poder asumir esta decisión y, si las cuentas cuadran, el IBI volverá a bajar el 3% en el 2019».

Por imperativo legal

El pasado jueves, en la comisión de Hacienda del Consistorio, el PP pudo ver la documentación donde el anterior alcalde, el también popular, Patricio Capellán, pedía dicha regulación.

El portavoz del PP en Haro y anterior concejal de Hacienda, José Ignacio Asenjo, aseguró a Diario LA RIOJA que han solicitado una copia de esas cartas para «estudiarlas con detenimiento», aunque sin dudar de su veracidad. Asenjo asume que el actual ejecutivo municipal hace esta regularización «por imperativo legal», aunque también afirma que «el Ayuntamiento tiene margen de maniobra para que los vecinos no se vean tan afectados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos