Una nueva ley electoral, mejor que la reforma de la vigente

Una nueva ley electoral, mejor que la reforma de la vigente
Juan Marín

Begoña Sáinz urge a agilizar la aprobación de la modificación de la Ley Electoral, porque en el presupuesto regional del próximo año se tiene que consignar el coste de las Autonómicas de 2019

LA RIOJALogroño

La jefa de Servicio de Secretariado del Gobierno y Relaciones Institucionales del Gobierno de La Rioja, Begoña Sáinz, ha propuesto redactar una nueva Ley Electoral en vez de modificar esta norma a través de la proposición de Ley que se tramita en la Cámara autonómica.

Sáinz ha comparecido en el Parlamento regional en la Comisión de Institucional, de Desarrollo Estatutario y de Régimen de la Administración Pública para asesorar sobre la reforma de la Ley Electoral vigente.

«Me aterra la modificación de la Ley», ha reconocido, en alusión al cumplimiento por parte de la administración regional de los requisitos necesarios que determine esta nueva normativa de cara a la celebración de las elecciones autonómicas de mayo de 2019.

Ha urgido a los diputados a agilizar la aprobación de esta modificación de la Ley Electoral, porque en el presupuesto regional del próximo año se tiene que consignar el coste de ese proceso electoral y en su departamento ya han empezado a trabajar en la organización de algunas cuestiones.

Según ha recogido EFE, Sáinz ha explicado a los diputados asistentes a la comisión el proceso de organización de las últimas elecciones autonómicas del 24 de mayo de 2015, que corresponde a la administración regional, mientras que el Ministerio del Interior supervisó los comicios locales.

Las elecciones autonómicas de 2015 costaron a las arcas públicas más de 600.000 euros, ha precisado, con una partida de 443.000 en subvenciones para los partidos políticos, 131.000 en indemnizaciones para el personal colaborador, 26.000 en impresión de papeletas y sobres y 1.000 en el voto por correo, entre otros gastos.

En esas elecciones estaban convocados 233.520 electores residentes en La Rioja y otros 14.000 de fuera, por lo que se imprimieron 245.000 papeletas por cada una de las diez candidaturas presentadas, ha concretado.

Además, se imprimió un sobre para cada votante, al margen que los que emitieron los partidos políticos y enviaron a los domicilios de cada ciudadano.

También ha planteado la dificultad de realizar papeletas en formato sábana si se hacen listas abiertas y desbloqueadas, ya que habría que incluir 38 nombres (33 candidatos y 5 suplentes) por cada una de las candidaturas al Parlamento.

Aunque el gasto en impresión de papeletas (24.000 euros) no fue muy elevado, ha indicado que se solicitó que en los sobres no se pusiera la fecha de las elecciones, para poder utilizar los que sobrasen en otros comicios, pero la Junta Electoral lo rechazó.

Ha sugerido que, para ahorrar en un material que después se tira, «y da rabia», cada elector se descargue la papeleta y después la imprima en su propia casa.

En los últimos comicios autonómicos se utilizaron 120 tabletas para enviar los resultados y agilizar el escrutinio electoral, que se aprovecharon del material tecnológico de los centros educativos riojanos.

«Esta iniciativa salió bien y fue más barato que en otras comunidades, que contrataron empresas externas para transmitir los datos, y en todas no funcionó», ha resaltado.

Sobre el sistema de voto accesible en braille, ha precisado que los solicitaron seis personas (cinco de ellas de Logroño) y después se quejaron porque no pudieron usarlo para las elecciones locales.

Respecto a las subvenciones a los partidos políticos, ha dicho que se hizo un anticipo del 30 por ciento antes de las elecciones, en octubre de 2015 se aumentó esa cifra hasta el 45 por ciento y cuando el Tribunal de Cuentas culmina la liquidación se paga el resto, que suele ser en enero del año siguiente a las elecciones.

El Gobierno de La Rioja desarrolla, con medios propios, una campaña de publicidad con carácter meramente informativa, en la que solo detalla las fechas y plazos de voto por correo, «no se puede fomentar el voto, porque están válido votar como no», ha puntualizado.

La diputada del Grupo Popular Esther Agustín ha considerado «un problema» la convocatoria de listas abiertas y desbloqueadas, porque supondría un cambio en las papeletas y en la forma de votar, de modo que ha resaltado que cualquier cambio se haga «despacio» para que los ciudadanos «se adecúen».

El diputado socialista Raúl Díaz ha sugerido que se trabaje más el apartado del voto accesible, para que haya más votantes con necesidades especiales que puedan hacer uso de este sistema, y ha pedido que se mejore la formación del personal colaborador.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos La Rioja, Germán Cantabrana, ha apostado por un envío centralizado de toda la propaganda electoral para reducir gastos y ha pedido que se controlen las incidencias para evitar que falten papeletas de determinados partidos o se escondan en la mesa para que no se vean.

A esta comisión no ha asistido ningún representante de Ciudadanos, aparte de su presidente, el diputado Tomás Martínez-Flaño. EFE

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos