Un recorrido por el inventario de pozas y ríos donde refrescarse

M. CASADO LOGROÑO.

Quizás no sea el mejor verano para los ríos, pozas y lugares donde se concentra el agua en La Rioja, algunos casos apenas tienen agua donde bañarse. Aun así conviene (siempre con la cautela de ser conscientes de que existen innumerables lugares de baño) hacer un repaso por algunos de los más populares sitios de baño alternativos, no autorizados oficialmente.

Comenzando en La Rioja Alta, los jarreros cuentan con el paraje del Viano, en el río Tirón, llegando a Haro desde Anguciana. Se trata de una zona de pozas, con piedras notablemente erosionadas que se tornan rojizas con bajo nivel de agua por la carga metálica del terreno. Continuando por el curso del Tirón, en Cihuri los más jóvenes y atrevidos aprovechan la altura del puente romano del Priorato para lanzarse en esa parte del río que alcanza profundidad.

Ya en Ezcaray, otros años había quien se bañaba en el Puente Roto, en el Oja, donde se forma una cascada con una poza, si bien este curso el agua está ausente. No muy lejos, subiendo a la Cruz de la Demanda, en el 'Llano de la casa', se encuentran unas pequeñas pozas.

En el Najerilla son varios los puntos donde los lugareños se refrescan, empezando por Baños de río Tobía en la zona de 'El Puente' con un área de recreo y merendero, hasta las inmediaciones de Anguiano. Continuando por ese valle, en el propio embalse de Mansilla también es frecuente ver a bañistas.

En la zona camerana, algunos valientes se atreven en las frías cascadas de Puente Ra, más arriba de Villoslada. En el valle del Leza, en el propio municipio de Soto se represa el río y eso posibilita que los vecinos puedan refrescarse. Cauce abajo, avanzando por el cañón y superado el barranco de Trevijano, antes de llegar a Leza, se emplazan las Fuentes del Restauro, catalogadas como un lugar de gran belleza.

Siguiendo con el viaje acuático riojano, en el valle del Jubera se ubica el pozo del Goyizo, poco más arriba de Robres del Castillo (cuando lo permite la presencia de caudal). En la localidad de Jubera, bajo el puente, también surgen dos pozos.

Arnedillo, con sus pozas acondicionadas y con las naturales, es otro de los destinos de quienes disfrutan con los beneficios de las aguas 'naturales'.

El recorrido concluye en Cervera del río Alhama, en el conocido como 'pozo Largo', en la carretera hacia Aguilar. Un coqueto lugar, conformado por suaves cascadas, junto al Camino Verde y una zona de merenderos. Antiguamente 'Las toscas' era otra zona de baño popular en la localidad cerverana, aunque hoy es menos habitual y menos accesible.

Fotos

Vídeos