La rebaja del IRPF dejará 3,5 millones en los bolsillos de 112.000 riojanos

El paquete de medidas fiscales avanzado por Ceniceros alcanzaría a 116.000 ciudadanos con un coste de 10,7 millones de euros

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

10,7 millones de euros. El Gobierno de La Rioja ha puesto 'precio' al paquete de medidas fiscales anunciado el pasado 7 de julio por el jefe del Ejecutivo, José Ignacio Ceniceros, en la segunda jornada del debate sobre el estado de la región. Una partida que dejaría de entrar en las arcas de la Comunidad Autónoma para quedarse en el bolsillo de los riojanos.

Junto a las nuevas deducciones fiscales para favorecer el entorno rural y la eliminación del Impuesto de Patrimonio, el pilar principal del plan de mejoras impositivas avanzado por Ceniceros es, por la cifra de beneficiarios, 112.000, la nueva rebaja del tipo autonómico del IRPF, que se vería recortado en el 0,5%.

Más

«La estimación que manejamos es que la reducción beneficiará efectivamente a 112.000 riojanos y el montante rondaría los 3,5 millones de euros», avanzaba ayer, en declaraciones a Diario LA RIOJA, el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, sobre un plan que suena bien pese a que todavía le falta la mayor parte de la letra y la música. «Evidentemente, somos un Gobierno en minoría y necesitamos del apoyo de otros grupos parlamentarios para su aprobación, con lo que la composición de los tramos y en cuáles de ellos se va a bajar queda a expensas de esa negociación», recuerda el consejero.

Con la idea de que se mantengan los siete tramos actuales, Domínguez augura que la mayor parte de la rebaja se centraría en las rentas menores. «Lo normal, lo que todos los grupos y, desde luego, el Gobierno de La Rioja tenemos en la cabeza es bajar a los tramos más bajos, que serían los más beneficiados, aunque hay que recordar que cualquier deducción que se haga en los tramos bajos beneficia a todos los contribuyentes, porque son acumulables», defiende.

Incorporadas a la ley de medidas fiscales, paralela a la de los Presupuestos, el Ejecutivo regional confía en que su entrada en vigor se produzca el 1 de enero próximo. «Así la mejora la empezarían a apreciar muchos riojanos desde su primera nómina del 2018, ya que la retención les bajará, además de todos los contribuyentes en la declaración de la Renta que presenten en el 2019», aclara el titular de Hacienda.

El Gabinete de Ceniceros afronta la negociación con la confianza de que la rebaja del IRPF salga adelante sin problemas en la Cámara regional ya que uno de los puntos del pacto de investidura rubricado con Ciudadanos se refiere precisamente a la reducción en 2 puntos del tramo autonómico. De hecho, en caso de aprobarse, ésta será la segunda bajada en dicho tipo general que aplicará el Gobierno de José Ignacio Ceniceros en lo que llevamos de legislatura -la tercera del Ejecutivo riojano si se suma la acordada en el 2015 por el Gabinete de Pedro Sanz- tras la decidida en los Presupuestos del 2016, cuando se amplió de cinco a siete el número de tramos y se redujo en 0,5 puntos el tipo aplicable en cada uno de los tramos para rentas de entre 20.000 y 60.000 euros, con una rebaja global de 1,5 puntos del IRPF. A la vez, se creó el séptimo tramo, para las rentas superiores a 120.000 euros, que vieron incrementado el tipo en 2 puntos.

«En el ideario de este Gobierno siempre está la reducción de impuestos, es un camino que nunca se acaba y, de hecho, ahora mismo ya somos la comunidad en la que los ciudadanos realizan un menor esfuerzo fiscal y la idea es que sigamos ahí, con lo que siempre y cuando tengamos recorrido en virtud de los principios de estabilidad presupuestaria abordaremos las rebajas impositivas que nos sean posibles», remachó Alfonso Domínguez, quien no olvidó citar «todo el elenco de medidas fiscales que existen, y que se amplían o al menos se mantienen en cada ejercicio, y que según los cálculos que se manejan han supuesto un ahorro al bolsillo de los riojanos de 800 millones de euros desde el año 1995».

Así, entre otras ventajas, cita las deducciones por hijos o por la adquisición, construcción o rehabilitación de viviendas en municipios pequeños; la rebaja desde el 2015 al 50% del Impuesto de Patrimonio; la reducción de entre el 95% y el 100% en función del destino de las cuantías heredadas o donadas en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones; que La Rioja sea la segunda comunidad, tras Canarias, que menos grava a sus ciudadanos por el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados; o que en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales los tipos aplicables oscilen entre el 4% y el 7%, entre los más bajos del país.

Fotos

Vídeos