La A-15 de Radona a Sauquillo, en obras para paliar el deficiente firme

M. J. GONZÁLEZ LOGROÑO.

La circulación por el tramo de la Autovía de Navarra A-15 (la que conecta a La Rioja Baja con Madrid) entre Radona y Sauquillo no ha sido fácil durante el verano. El pasado 3 de julio comenzaron los desvíos para acometer unas obras de mejora con las que paliar el deterioro que presenta el firme prácticamente desde la puesta en servicio del eje hace siete años.

Este corredor de 15 kilómetros, cuyo precio de construcción ascendió a 45,8 millones de euros, nunca estuvo en plenas condiciones y el Estado ni siquiera llegó a firmar la recepción de los trabajos. Este trámite normalmente no suele demorarse más de dos años, cuando la administración comprueba la correcta evolución de las infraestructuras, lo que no ha sido efectivo en el caso de este tramo de la A-15 por las deficiencias detectadas. Es más, el mal estado del firme obligó el año pasado al Ministerio de Fomento a rebajar la velocidad de 120 a 100 kilómetros por hora y a instalar señales que advierten de los continuos baches que jalonan la carretera.

Cabe recordar que una logroñesa murió el año pasado cuando el autobús en el que viajaba y que cubría la línea entre Logroño y Madrid colisionó con un camión en este tramo en Adradas. En el siniestro resultaron heridas además veinte personas, nueve de carácter grave.

Fotos

Vídeos