A los quitanieves también les ocurren incidencias

Trabajos de una quitanieves. /L.R.
Trabajos de una quitanieves. / L.R.

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Ellos salen a limpiar las vías en pleno temporal y a veces la adversa meteorología les juega malas pasadas. El pasado día 6, el conductor de quitanieves Rubén Lage subió a despejar la carretera de acceso a Hornillos de Cameros para que un ganadero pudiera ir a alimentar a su ganado. «Entre la nieve y la niebla no se veía nada y nos quedamos a 600 metros del pueblo porque perdí la referencia de por dónde iba la vía», explica.

El hombre tuvo que ir a pie a echar a los animales. Más complicada resultó la situación que encaró Álvaro Yécora. Se salió de la carretera en el puerto de Montenegro porque tampoco intuía por dónde discurría. Sobre las 19 horas él y su compañero se quedaron atascados, al igual que la grúa que luego fue a rescatarlos. Un segundo quitanieves tuvo que acudir a sacarlos. Regresaron a las 4 de la mañana a Logroño. «No estás tranquila hasta que tus conductores han vuelto bien», dice Cordón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos