«Quedan derechos por conquistar»

José Sáenz, de Gylda. herreros / J.

La asociación Gylda se disolvió hace cinco años; ahora vuelve a la sociedad riojana para trabajar por los derechos LGTBI+ José Sáenz Presidente de Gylda

MARÍA FÉLEZ CALAHORRA.

En el 2012 la asociación Gylda decidió disolverse por falta de relevo tras 17 años trabajando por los derechos de este colectivo. Ahora vuelve a la vida social de La Rioja con energías renovadas. Su presidente es José Sáenz.

- ¿Han cambiado las cosas tanto como parecen para este colectivo?

- Yo creo que han cambiado especialmente a raíz de la ley que permitió los matrimonios homosexuales. Ahí empezamos a ser más visibles y eso hace que la sociedad termine cambiando. Cada vez hay más visibilidad pero aún quedan muchos derechos por conquistar.

- ¿La visualización es clave en la normalización?

- Cuando la gente tiene trato directo con las personas cambia su forma de pensar y se hace más abierta. Sigue habiendo agresiones y el problema es que estos cavernícolas son gente de entre 25 y 30 años.

- ¿Vivir en una zona rural complica las cosas?

- Si tú te aceptas a ti mismo da igual dónde vivas aunque es verdad que muchas personas aprovechan la época de la universidad para salir del ámbito rural y relacionarse con otro tipo de gente.

- ¿Quedan muchos derechos por conquistar?

- Por supuesto. Es verdad que tenemos las leyes ahí, pero hay que dar un paso más. Creo que la educación es clave. Tenemos que educar a los niños en la diversidad y luego debe haber protocolos sanitarios, legales, administrativos para que tengamos los mismos derechos a efectos reales. Creemos que ahora nuestra lucha tiene que ir enfocada al colectivo trans y recordar que a las puertas de Europa tenemos campos de concentración de gays, como pasa en Rusia.

Fotos

Vídeos