El PSOE exige al Gobierno un diagnóstico real de las necesidades hídricas de La Rioja

El PSOE exige al Gobierno un diagnóstico real de las necesidades hídricas de La Rioja

Andreu denuncia que la sequía ha dejado en evidencia una «muy deficiente» gestión del agua y una «nula» planificación de los recursos de la región

C. NEVOT LOGROÑO.

Para la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Concha Andreu, la actual sequía ha dejado en evidencia la que califica de «nula» planificación por parte del Gobierno de La Rioja y una gestión del agua «muy deficiente». Así lo denunció ayer en una rueda de prensa en la que exigió al Ejecutivo que haga un diagnóstico real de la situación, de cuáles son los recursos y necesidades hídricas para, de este modo, disponer de una «caracterización y cuantificación de las demandas de agua de esta comunidad que incluya los sistemas de regadío y abastecimiento». Esto implicaría catalogar, enumerar, y trabajar la información de manera transparente de los embalses, conducciones, número de hectáreas reales de cultivo, tipo de cultivos, pozos ilegales y pozos legales, obras deficitarias con defectos de construcción subsanables, y valorar la subsanación. Esta «será el camino correcto para gestionar de manera realista nuestra cuenca hidrográfica», matizó.

Andreu arrancó su comparecencia ante los medios de comunicación, alertando sobre la escasez de lluvias que, aunque no es un fenómeno «excepcional», sí será, en su opinión, cada vez más frecuente. De ahí que «poco podemos hacer, salvo incluir medidas en nuestras decisiones que contribuyan a frenar el cambio climático». No obstante, en manos del Gobierno regional está «el control del uso de nuestros cauces hídricos, vigilancia e inspección, y eso no se ha hecho», apuntó. Y es que, a su juicio, se ha estado haciendo una «mala gestión» del agua durante muchos años, en los que ha habido bonanza hídrica. Además, criticó la falta de inversión en infraestructuras y las que se están acometiendo en la actualidad comenzaron a ejecutarse hace más de una década. Y si bien «podemos echar una mano» a agricultores y ganaderos que sufren las consecuencias de la sequía, estas medidas son «excepcionales» y «deben ser siempre de acompañamiento a una buena planificación y gestión realmente previsora de estos riesgos». Con este fin exigió al Ejecutivo que «deje de hacer política con el agua para hacer una verdadera política del agua».

Por su parte, la portavoz adjunta del Grupo Popular en el Parlamento de La Rioja, Raquel Sáenz, recordaba, en un comunicado, que «La Rioja ya cuenta con un plan de acción contra la sequía con todas las medidas en marcha». «Gracias al esfuerzo técnico y a la excelente gestión realizada, todos los compromisos adquiridos para responder a las necesidades de agricultores y ganaderos están en marcha», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos