El PSOE denuncia «irregularidades» en el reparto de viñedo, que «será un fraude»

Andreu insta a Nagore a explicar de «forma urgente» duplicidades de fincas en varias solicitudes y la denegación de expedientes sin justificar

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

La portavoz del PSOE en el Parlamento de La Rioja, Concha Andreu, auguró que el reparto de autorizaciones de plantación de viñedo de este año (471 hectáreas para 197 solicitantes) acabará en «un fraude, como ya ocurrió el año pasado» porque, «incluso antes» de que finalice el plazo para que los agricultores conozcan de forma definitiva cuántas hectáreas les han correspondido (1 de agosto) «ya se han detectado diversas irregularidades». En concreto, Andreu señaló que el Gobierno regional no ha respondido las alegaciones de «muchos» agricultores a los que se les ha negado la autorización «sin que les hayan comunicado los motivos» y, además, «al menos tenemos detectados tres casos de agricultores a los que se les ha comunicado vía telefónica y no por correo certificado que parcelas de su propiedad están duplicadas, es decir, que esas mismas fincas han sido presentadas por otros agricultores».

Andreu subrayó que la concesión de autorizaciones es «delicada», por lo que «debería hacerse con la máxima claridad», intentando que el proceso «cumpla el objetivo para el que está diseñado: facilitar el cultivo de la viña a jóvenes menores de 40 años, que no son propietarios de viñedo pero que son agricultores y jefes de explotación». Sin embargo, la representante socialista denunció que el procedimiento «está siendo todo lo contrario, como ya ocurrió con el del 2016 (362 hectáreas para 646 solicitantes), cuando no hubo transparencia, no se cumplieron los requisitos ni los objetivos de reparto y, además, terrenos forestales se convirtieron en agrícolas». Por ello, el PSOE demandó «paralizar cualquier reparto hasta que se corrigieran los criterios», pero el Gobierno regional «no hizo caso» y puso en marcha el actual proceso que «va a terminar en otro desastre», vaticinó.

Sobre las anomalías detectadas, Andreu admitió que «puede no tratarse de una cuestión de mala fe» por parte de los solicitantes o de una negligencia de los funcionarios, «que bastante tienen ya», pero el hecho es que las irregularidades son «manifiestas» y «no se entiende cómo es posible que existan dos contratos sobre las mismas parcelas si es necesaria la presentación del contrato de arrendamiento escaneado a la hora de formalizar la solicitud».

Ante estas sospechas, el PSOE ha solicitado la comparecencia «urgente y extraordinaria» en el Parlamento del consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, y que se revisen los expedientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos