El PSOE ve a María Martín «cómplice» del incumplimiento en el transporte sanitario

Raúl Juárez. /PSOE
Raúl Juárez. / PSOE

Raúl Juárez pone sobre la mesa las carencias en el transporte de enfermos al afirmar que «en toda La Rioja solo disponemos de dos vehículos equipados adecuadamente para atender a los riojanos»

LA RIOJALogroño

El secretario de Salud del PSOE riojano, Raúl Juárez, ha asegurado hoy que la consejera de Salud de La Rioja, María Martín, es «cómplice del incumpliendo del pliego del transporte sanitario y de todas las irregularidades que se están cometiendo».

Juárez, en un encuentro informativo, ha pedido a Martín que deje de ver la rentabilidad de la sanidad, que se centre en atender a las personas, que vele por gestionar mejor el servicio de transporte sanitario y que rescinda el contrato con Ferrovial si no se está actuando correctamente

Ha solicitado a la consejera que «ponga orden en Ferrovial», ya que «mucho prometía que la nueva empresa iba a ser mejor que la anterior, pero lo que está constatado es que, sabiendo todo esto, María Martín no tiene ningún respeto por los riojanos».

Relacionado

Ha calificado como «un auténtico caos» la situación del transporte sanitario en la Rioja, que la Consejería adjudicó a la empresa Ferrovial, con «una importante bajada con respecto de la adjudicataria anterior de un millón de euros al año».

Para él, esta reducción del contrato del transporte sanitario implica que los riojanos, los usuarios del sistema público y los trabajadores son los «grandes» perjudicados porque «tienen que dar con menos dinero los mismos servicios y las cuentas no salen».

«La Consejería de Salud es completamente ineficiente en la gestión del transporte sanitario», según Juárez, para quien las urgencias de Logroño se atienden con un único vehículo de Soporte Vital Básico (clase B), una UME-SVA y dos ambulancias A1 -no asistenciales- con un técnico-conductor, que, además, se encuentran en régimen de localización.

Conductor, técnico, médico...

Ello supone que disponen de veinte minutos de activación, «ahí es nada», ha dicho, por lo que «se está haciendo un servicio de paquetería exprés al Hospital de San Pedro o a los Manzanos con los accidentes de tráfico».

Juárez ha añadido que «no se entiende que únicamente el técnico, que a la vez es el conductor, acuda para un aviso en vía pública y en domicilios, para movilizar y asistir a los enfermos» y que «los pacientes, en su traslado al hospital, vayan solos en la parte de atrás de la ambulancia sin nadie que les atienda».

Esto es una «irresponsabilidad» creada por Martín, quien es «la auténtica y la única responsable de que el transporte sanitario para las urgencias de Logroño haya retrocedido veinte años», ha afirmado.

Ha recordado, respecto al «embrollo del transporte sanitario creado por la inoperancia de la Consejería», que, en marzo de 2017, había en Logroño un servicio de tres ambulancias convencionales presenciales 24 horas con dos técnicos, un SVB y un SVA; y en la actualidad hay un SVA, un SVB, dos vehículos tipo A presenciales y dos vehículos tipo A localizados.

La nueva normativa establece que todos los tipos A no pueden realizar asistencia sanitaria, ha subrayado, por lo que «si la Consejería de Salud cumpliera la ley, en toda La Rioja solo disponemos de dos vehículos equipados adecuadamente para atender a los riojanos».

«Todo esto ya lo sabe la Consejera de Salud y es parte de su desidia por la gestión de la sanidad pública riojana», según Juárez, quien ha relatado que le consta que hay denuncias en la Inspección de Trabajo.

Esas denuncias se deben a que «se superan con mucha frecuencia las horas efectivas de los vehículos con personal en dispositivo de localización y tienen que parar» porque sus conductores no pueden superar las horas máximas establecidas por ley en una jornada laboral«.

Esto supone que el conductor, que tiene que parar porque supera las horas efectivas, no sea sustituido y ese recurso no se use, por lo que, ha asegurado, «se reducen los efectivos» y, «específicamente, este problema también afecta a los servicios colectivos de altas, diálisis o rehabilitación».

«Ojos tapados»

Juárez ha añadido que la Consejería de Salud «se tapa los ojos ante los incumplimientos reiterados del pliego de condiciones del servicio de transporte sanitario», por lo que ha pedido a Martín que «vele por gestionar mejor el servicio de transporte sanitario» y ha propuesto que no se usen vehículos clase A -no asistenciales- para las urgencias, «ya que lo prohíbe la Ley».

A ello ha sumado que no se utilicen vehículos de la Consejería de Salud, rotulados con el logotipo de Rioja Salud, para «servicios privados», dado que «el pliego lo prohíbe y supone una falta muy grave»; y ha insistido en que se vele por mejorar la dotación de los vehículos porque «falta material en el SVA y los SVB no tienen sillas adecuadas».

También ha planteado que se mejore la coordinación y la localización y que Martín vele para que los trabajadores tengan sus uniformes adecuados y estén formados, dado que «ellos están atendiendo emergencias en condiciones sobrehumanas, con inclemencias meteorológicas, lloviendo y muchas veces con barro hasta las rodillas» y «no están sentados en un despacho, como la consejera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos