El PSOE alerta de la «pérdida» de calidad asistencial sanitaria en La Rioja

Carcedo y Andreu, en su reunión de ayer con el comité de empresa del hospital de Calahorra. :: i.a./
Carcedo y Andreu, en su reunión de ayer con el comité de empresa del hospital de Calahorra. :: i.a.

Andreu cifra en 35 millones al año la aportación del Gobierno riojano a la sanidad privada en la región

A. GIL LOGROÑO.

La portavoz parlamentaria del PSOE riojano, Concha Andreu, acompañada de la secretaria federal de Sanidad, María Luisa Carcedo, advirtió ayer de «la pérdida de calidad asistencial sanitaria en la Comunidad riojana». Aprovechando la visita de la responsable nacional de Sanidad de los socialistas, el PSOE riojano organizó ayer encuentros con representantes de los trabajadores de la sanidad pública para «conocer de primera mano sus problemas».

Andreu los agrupó en tres puntos básicos como son las listas de espera, la gestión de los recursos humanos y la falta de recursos públicos económicos en favor de los conciertos privados: «Si algo define nuestras listas de espera son la opacidad, hasta el punto de que un paciente no puede saber cuándo le va a tocar resolver su problema y con cambios de turnos injustificados cuando decide no operarse en la sanidad privada».

La portavoz socialista denunció también que «no se reponen las jubilaciones y muchos profesionales no tienen estabilidad alguna, por lo que buscan trabajo en otras regiones donde les ofrecen unas condiciones laborales dignas que ahora mismo La Rioja no oferta». Por último, Andreu cifró en 35 millones anuales la aportación del Gobierno riojano a la sanidad privada, cifra que consideró claramente excesiva: «No estamos en contra de la sanidad privada, pero siempre que haya recursos suficientes para la pública y eso no está sucediendo en estos momentos».

María Luisa Carcedo, por su parte, afirmó que el deterioro de la sanidad pública tarda más en apreciarse por los usuarios que por los profesionales, pero que ya es una evidencia en toda España desde ambos puntos de vista.

Carcedo recordó que precisamente estos días en el Foro de Davos se ha puesto de manifiesto que España está «a la cola en crecimiento económico inclusivo, en el puesto 26 de los 29 países que lo conforman, y así sucede también con el índice de justicia social, que ha sufrido una fuerte rebaja en la posición histórica y privilegiada que tenía España en Sanidad». «Todo ello -añadió- es consecuencia de la mercantilización de los servicios públicos y la sanidad es el bocado más apetitoso para las empresas privadas, por lo que ya estamos sufriendo las consecuencias».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos