Los primeros pinchazos de cada otoño

María Teresa Chaboy lleva cinco años pasando por consulta coincidiendo con la campaña para recibir la inyección antigripal.
/J. MARÍN
María Teresa Chaboy lleva cinco años pasando por consulta coincidiendo con la campaña para recibir la inyección antigripal. / J. MARÍN

La Consejería de Salud ha adquirido 65.000 dosis de vacuna para proteger a la población riojana de una enfermedad que en el 2016 se cobró 13 vidas La Rioja inició ayer la vacunación antigripal, que se prolongará hasta el 15 de diciembre

PILAR HIDALGO* VALLEIREGUA@LARIOJA.COM

logroño. Más vale prevenir. A esta consigna se aferraron ayer muchos riojanos que se acercaron a sus centros de salud para inmunizarse contra la enfermedad más común del invierno. La Rioja estrenó ayer la campaña de vacunación contra la gripe estacional, que se extenderá hasta el próximo 15 de diciembre. El objetivo será el mismo que en ejercicios anteriores: disminuir el impacto del virus y sus complicaciones en la salud de los riojanos.

Este propósito genérico se traduce en superar los ya notables niveles de cobertura entre los colectivos de población con más riesgo, especialmente los mayores de 65 años, de los que en el 2016 se vacunó el 64%. Esto es, casi diez puntos por encima de la media nacional, que se situó en el 55,5%.

uCampaña de vacunación antigripal
Comenzó ayer y se extenderá hasta el próximo 15 de diciembre.
uPoblación con más riesgo
Sobre todo, los mayores de 65 años. Pero también las personas de entre 60 y 64 años (en especial, si padecen alguna patología crónica) y los profesionales sanitarios.
uAconsejada
Para enfermos crónicos de cualquier edad, embarazadas y profesionales que trabajan de cara al público o en contacto con otras personas.
uCómo recibirla
Los interesados deberán obtener una cita con su enfermera de referencia para que ella les suministre la vacuna (telecita en el teléfono 941297729; en la página web www.riojasalud.es; a través de la App Riojasalud o personándose en el propio centro de salud).

A este fin se suman dos más específicos respecto de los colectivos 'diana': reforzar la captación entre las personas de entre 60 y 64 años (sobre todo, en las que sufran algún tipo de patología crónica) e incentivar la vacunación de los profesionales sanitarios (entre ellos, apenas el 40% atiende la recomendación de Salud). También se persigue proteger al menos al 90% de los mayores institucionalizados (en residencias de ancianos o ingresados) y elevar la respuesta en enfermos crónicos que puedan sufrir complicaciones (incluidos diabéticos y embarazadas) y en profesionales que puedan contagiar a otras personas.

«Se la solemos aplicar a los mayores de 65 años y a gentecon patologías crónicas», indica una enfermera«Desde que me la pongo no he vuelto a padecer gripe y los catarros son más flojos», asegura una paciente

«No se entera uno», animaba ayer Isaac Peña, el primero al que se le administró la inyección en el centro de salud de La Guindalera. «Desde antes de que me jubilara vengo todos los años a vacunarme porque cogía unos catarros tremendos», argumentó. Además, desde que sufre diabetes extrema las precauciones, por lo que hacía días que había solicitado cita para recibir su dosis. «Me va muy bien. No he padecido la gripe y los catarros son más suaves», atestiguó.

Tras el pensionista, entró María Teresa Chaboy. Ella acudió al centro por un trámite sanitario, pero cuando su médica le comentó que ya estaba la vacuna disponible, no lo dudó un momento. «Llevo cinco años poniéndomela. Empecé porque trabajaba en la hostelería, estaba de cara al público o en la cocina y cogía alguna gripe», explicó. Y desde que se inmuniza cada otoño, aseguró que «no he vuelto a sufrirla y los resfriados son más flojitos».

Puri Díaz es otra de las habituales. No había comenzado la campaña para los pacientes (arrancó a las 9 horas), cuando ella ya había experimentado el pinchazo media hora antes. Pero es que Puri se encarga del mantenimiento del centro de salud de La Guindalera. «Procuro ser la primera y me la inoculan todos los años desde que padecí una enfermedad vírica y me la recomendaron». Aseveró que le sienta «fenomenal» y que pasa los inviernos sin gripes ni catarros. «Además no suelo manifestar reacciones y mis defensas se mantienen bastante bien», indicó.

La Consejería de Salud ha adquirido 65.000 dosis de vacuna para proteger a la población riojana. Asimismo, desarrollará una campaña informativa que emula la tradicional publicidad de la lotería de Navidad con el mensaje 'Sorteo Especial. El Gripazo. Vacúnate para que no te toque'. La misma se apoyará en 60.000 folletos y mil carteles. Por otro lado, 250 profesionales sanitarios alentarán a inocularse el preparado por sus múltiples beneficios.

«La gente a la que más se lo administramos es a los mayores de 65 años, personas con patologías como hipertensión o diabetes y a los que trabajan de cara al público», resumió la coordinadora de Enfermería en el centro de salud de La Guindalera, Julia Mendoza. Mendoza suscribió la eficacia de la vacuna y concretó que la mayoría de los que se la ponen, la solicitan en los días previos al inicio de la campaña y se les aplica en las primeras jornadas de este periodo de vacunación.

Los riojanos deben obtener cita con su enfermera de referencia para que sea ella la que les suministre la vacuna. Ésta ambiciona reducir hasta en un 60% las hospitalizaciones entre los grupos de riesgo afectados y rebajar en un 80% los fallecimientos por complicaciones derivadas de la gripe. En el 2016 murieron 13 personas en La Rioja por esta circunstancia. Todos los casos se correspondieron con pacientes de edad avanzada o personas que presentaban factores de riesgo.

Fotos

Vídeos