Préstamos para afrontar las pérdidas

Los titulares de explotaciones agrarias afectados por la sequía y otros fenómenos climáticos adversos, como la helada de abril, tienen un plazo de 10 días naturales desde 3 de noviembre para poder presentar la solicitud de ayuda y acogerse a los préstamos bonificados, publicados en el BOR el pasado viernes. Esta es una de las medidas contempladas en el Plan regional contra la sequía que fue solicitada por ARAG-ASAJA a la Consejería. Esta orden de ayudas aportará liquidez a los ganaderos y agricultores para hacer frente a las pérdidas de sus producciones, que podrán obtener préstamos bonificados con una cuantía máxima de 40.000 euros, en el caso de personas físicas, y 100.000 euros para explotaciones asociativas, mientras que el importe mínimo será de 6.000 euros. La organización agraria se alegra de la puesta en marcha de esta ayuda que confiere liquidez a las explotaciones ante las dificultades que el campo está padeciendo.

Los interesados podrán formalizar estos préstamos con aquellas entidades financieras acogidas al convenio del Gobierno regional, disponiendo hasta el 31 de diciembre, como fecha tope para suscribirlos.

Fotos

Vídeos