La presidenta de Codorníu se reúne con el Gobierno riojano y el Ayuntamiento de Haro

Alejandro López, Javier Redondo, Laura Rivado, Mar Raventós y Leopoldo García tras la reunión mantenida en el Ayuntamiento de Haro. :: L.R./
Alejandro López, Javier Redondo, Laura Rivado, Mar Raventós y Leopoldo García tras la reunión mantenida en el Ayuntamiento de Haro. :: L.R.

«Queremos que sientan que aquí van a tener una buena acogida», declaró ayer la alcaldesa jarrera, Laura Rivado

DIEGO MARÍN A. HARO.

Las Bodegas Bilbaínas de Haro, pertenecientes al Grupo Codorníu, acogieron ayer la presentación de cuatro modelos de la marca de vehículos Maserati en su nuevo espacio para eventos sociales bautizado como La Marquesina. A la cita asistió la presidenta del Grupo Codorníu, Mar Raventós, quien aprovechó la oportunidad para reunirse primero con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Haro y, después, con el presidente del Gobierno de La Rioja.

A la cita con los responsables del Consistorio jarrero asistieron, además de Raventós y la alcaldesa, Laura Rivado, los tenientes de alcalde Javier Redondo y Leopoldo García y el enólogo de Bodegas Bilbaínas, Alejandro López. En el encuentro, tal y como informó el servicio de Comunicación del Ayuntamiento harense, se abordó «la importancia de Haro y del barrio de La Estación para el mundo de la vitivinicultura, el turismo, la industria y el empleo de la ciudad jarrera» y se destacó «la importancia del paisaje del viñedo».

Días atrás la empresa, la más antigua de España en el sector enológico, anunció el traslado de su sede social desde Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) a Haro con motivo de «la situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Cataluña» y para «garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes», detalló el Consejo de Administración de Unideco, SA, empresa a la que pertenece el grupo Codorníu Raventós. El equipo de Gobierno de Haro manifestó tras la reunión mantenida ayer que «Haro es un lugar para invertir y expandirse, aunque nos da mucha pena que la motivación de la salida de la sede social de Codorníu sea la situación política en Cataluña».

En declaraciones a Diario LA RIOJA, Laura Rivado detalló que habían solicitado la reunión con los responsables del grupo y que ésta había resultado «muy agradable». «Mar es una persona muy agradable y nos ha dicho que le gusta mucho no sólo Haro, que ya lo conocía, sino toda La Rioja Alta». La cita ha sido una primera toma de contacto entre las dos instituciones, «poco a poco se asentarán y queremos tener un contacto fluido, que sientan que aquí van a tener una buena acogida».

Por otra parte, tanto el Gobierno de La Rioja como Codorníu declinaron realizar declaraciones, a pesar de que José Ignacio Ceniceros y el consejero Íñigo Nagore comieron ayer con Raventós en Bodegas Bilbaínas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos