Preocupación por el incremento de precios en origen ante el 2018

Fernando Salamero y José Luis Lapuente, ayer en el Consejo Regulador. :: miguel herreros/
Fernando Salamero y José Luis Lapuente, ayer en el Consejo Regulador. :: miguel herreros

Salamero confía en no repetir los «errores» de 1999, mientras el Grupo Rioja dice que las ventas ya se están resintiendo

A. GIL LOGROÑO.

El presidente del Consejo Regulador, Fernando Salamero, no ocultó que la tensión sobre las existencias que ha provocado la escasa cosecha de vino del 2017 y los elevados precios de la cántara en el mercado interno son una «preocupación»: «Tenemos un sector maduro y un precedente claro como fue el de los años 1999 y 2000, que todos conocemos, y estoy convencido de que no se van a volver a cometer errores del pasado». «Los fuertes incrementos de precio -añadió- pueden crear un problema, pero confío totalmente en la madurez del sector».

Pese a que no será un año fácil para Rioja, puesto que hay poco vino, especialmente joven, y los precios deberán repercutir el incremento del coste de la materia prima, José Luis Lapuente coincidió también en que «los números demuestran una situación de equilibrio y herramientas suficientes para afrontar el futuro con tranquilidad». «Ha sido una vendimia difícil -añadió-, pero con 349 millones de kilos de uva no se altera el equilibrio de la Denominación».

Lapuente, que avanzó que la ratio (relación entre existencias y salidas) cerró diciembre en 2,68 (más de dos décimas por debajo de lo que se considera idóneo), recordó que la analítica de la cosecha es de gran calidad y que, aunque la meteorología afectó a Rioja, también lo hizo al resto de competidores de España e internacionales.

LAS OPINIONESFernando Salamero Presidente del Consejo Regulador«Los fuertes incrementos de precio pueden crear un problema pero confío en la madurez del sector» José Luis Lapuente Dtor. Gral. del Consejo Regulador«Los números demuestran que hay equilibrio para afrontar el futuro con tranquilidad»

Sobre la caída de las ventas en España, Salamero señaló que «Rioja sigue teniendo una gran fidelidad de consumo, pero cada vez hay más productores y demanda por los vinos locales». «Nuestro gran objetivo -añadió- debe ser mejorar el consumo per cápita porque si hay menos consumidores no creceremos y tenemos que ser capaces de que los menores de 45 años se animen a disfrutar del vino».

Desaceleración

Por su parte, el Grupo Rioja emitió ayer un comunicado en el que valora de «forma positiva» las cifras de comercialización de 2017, especialmente en el mercado exterior, pero alerta de una «desaceleración de las ventas al inicio del 2018 por la repercusión en el precio del vino embotellado de parte del elevado incremento de los precios en origen». La asociación asegura que «los últimos precios publicados de vino a granel corresponden con operaciones puntuales», por lo que pide «contención en las operaciones de vino».

Grupo Rioja asegura en todo caso que «aprecia buenas perspectivas este año, con la lluvia del invierno y la esmerada labor de poda que se está practicando en el viñedo, por lo que confía en obtener una cosecha amplia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos