Pleno reconocimiento

De izquierda a derecha y sin traje de la cofradía, Eladio Díaz, Santiago Coello, Ángel Jaime Baró, Javier Martínez y Damián Sáenz, integrantes del primer pleno del Consejo Regulador en la etapa democrática. Detrás, en el centro, Fernando Salamero. :: J. rodríguez
De izquierda a derecha y sin traje de la cofradía, Eladio Díaz, Santiago Coello, Ángel Jaime Baró, Javier Martínez y Damián Sáenz, integrantes del primer pleno del Consejo Regulador en la etapa democrática. Detrás, en el centro, Fernando Salamero. :: J. rodríguez

La Cofradía del Vino de Rioja nombra cofrades de Mérito al primer pleno del Consejo Regulador de la democracia y al actual presidente

J.I.GASCO

La Cofradía del Vino de Rioja rindió ayer homenaje con un sencillo y emotivo acto de reconocimiento al Pleno del Consejo Regulador del año 1982, que fue el primero de este órgano que se constituyó en la etapa democrática. Con la presencia de cinco de sus integrantes (otros han fallecido y algunos no pudieron acudir), el plenario en su conjunto recibió el nombramiento de Cofrade de Mérito del Vino de Rioja, título que también se le otorgó en la misma ceremonia el actual presidente del Consejo Reulador de la DOC Rioja, Fernando Salamero. Todos ellos ingresaron en la Cofradía como miembros de Mérito en un acto de investidura que contó con una destacada presencia de cofrades ataviados para la ocasión.

El salón del Consejo Regulador del Rioja acogió el singular rito en el que el Gran Maestre de la Cofradía, Luis Ángel Vargas, expuso que la institución reconoce así «la gran contribución realizada por los miembros de aquel pleno del 82 al desarrollo de la DO Calificada Rioja a través de su compromiso personal, su esfuerzo, dedicación y visión de futuro».

Además del propio Fernando Salamero, que se incorporó entonces como vocal del Consejo, asistieron al acto de investidura el que fue su presidente, Santiago Coello, y los vocales Ángel de Jaime Baró, Damián Sáenz Angulo, Eladio Díaz Sancidrián y Javier Martínez Blanco.

También formaron parte de aquel pleno, hasta completar los 14 vocales que lo integraban, José Luis Baroja Ezquerro, Emeterio Sarabia Irribarría, Cándido Ochoa Ochoa, Rafael de Miguel Jiménez, Esteban Pérez Pernia, Ángel Santamaría Martínez, Pedro López Heredia Ugalde, Ezequiel García Martínez y Gonzalo Díez del Corral Legorburu.

Vargas añadió también, en referencia a Salamero, que «es un honor hacer cofrade de mérito al máximo representante de una entidad defensora de las tierras, de los viticultores, de los vinicultores del Rioja, tan valorada hoy a todos los niveles».

El Gran Maestre recordó que en sus comienzos fue aquel pleno de 1982 el que «nos apoyó y nos acogió en su casa, nuestra primera casa, en el año de nuestro nacimiento en 1984». Incluso tres de aquellos integrantes, presentes ayer -Santiago Coello, Ángel de Jaime y Javier Martínez- fueron miembros de la junta promotora» de la Cofradía, es decir, miembros fundadores.

Salamero agradeció el reconocimiento acordándose especialmente de los que ya no están y «cuya labor fue importantísima para la defensa de los intereses del sector». Santiago Coello, de 89 años, recordó con nostalgia que tal día como el pasado domingo, hace 35 años, se constituyó aquel pleno del que fue presidente.

Fotos

Vídeos