La plantilla de Ferrovial denuncia «irregularidades» en el servicio de ambulancias de La Rioja

El comité de empresa pide a la Consejería de Salud que actúe y rescinda el contrato con la empresa si es necesario

LA RIOJA

logroño. El comité de empresa de Transportes Sanitarios de La Rioja UTE-Ferrovial denunció ayer «irregularidades» en el servicio de ambulancias de la región y exigió a la Consejería de Salud que actúe.

En un comunicado conjunto, FeSP-UGT, USO y CSIF recordaron que, en diciembre del 2016, Salud adjudicó el concurso de transporte sanitario a Ferrovial, con una rebaja importante de un millón de euros al año. Las consecuencias de esta rebaja, señalan, la sufren los trabajadores, con «precariedad laboral y salarial», y toda la sociedad riojana, con «un servicio deteriorado y con carencias».

Sus datos indican que muchas de las ambulancias contratadas no están operativas ni en los días ni en las horas fijadas por el pliego, no se cubren las vacaciones ni los permisos y los vehículos quedan parados, lo que supone mayor demora, sobrecarga de trabajo y peor calidad del servicio.

Traslados privados

Además, el comité de empresa añade que se realizan servicios privados con vehículos de la Consejería de Salud, cuando los pliegos de prescripciones técnicas del concurso de adjudicación del transporte sanitario recogen que las empresas concesionarias no pueden realizar traslados privados con recursos incluidos en el concurso y que su realización constituye una falta muy grave. El comité también ha denunciado que existe un «abuso» de los contratos en prácticas, que no deberían ser utilizados para cubrir puestos estructurales.

«La Consejería es conocedora de dichas irregularidades, ha mentido descaradamente y hace caso omiso a la situación, tanto de los trabajadores como de los usuarios del servicio», según el comité, que ha trasladado a Salud que «el pliego es insuficiente, que Ferrovial no tiene respeto ni por los riojanos, ni por los trabajadores, y que todas las irregularidades que se están cometiendo se deben a la necesidad de hacer rentable la temeraria bajada en la oferta de Ferrovial, para asegurar la adjudicación».

Por ello, exige a Salud que obligue a la empresa a cumplir con cada una de las condiciones contratadas y que la sancione por todos y cada uno de los «incumplimientos», rescindiendo el contrato si fuera necesario.

La empresa se defiende

La UTE Transporte Sanitario La Rioja rechazó por la tarde, a través de una nota, las críticas sindicales, que la empresa contextualiza como «un ejercicio previo al inminente inicio de las negociaciones para el convenio colectivo». La empresa reitera que está cumpliendo con profesionalidad su contrato del servicio autonómico de ambulancias para las Urgencias y para los traslados programados, actuando en todo momento de acuerdo con la legalidad y confía en que «la retórica sindical de cara a las negociaciones no llegue al exceso de dar una imagen del servicio que no se correspondería con la realidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos