62 personas atendidas por golpe de calor, el doble que el año pasado

Buscando alivio del calor en Logroño, la semana pasada / Miguel Herreros

Salud no ha registrado ningún fallecimiento por culpa de la temperatura en La Rioja

EFELogroño

Los servicios sanitarios públicos de La Rioja han atendido desde el pasado 1 de junio un total de 62 episodios de patologías relacionadas con el calor, casi el doble que en todo el verano de 2016, cuando se registraron 34 casos.

El director general de Salud Pública y Consumo del Gobierno de La Rioja, Juan Ramón Rábade, ha realizado un balance de las incidencias registradas a lo largo de la primera mitad del verano, y cuyas actuaciones de prevención se enmarcan dentro de la campaña "Vive el verano con Salud", según ha recordado en una rueda de prensa.

Rábade ha destacado que el periodo estival se está desarrollando hasta el momento con "normalidad" en La Rioja, sin que haya habido fallecidos por culpa del calor, y ha detallado que la última muerte por esta circunstancia fue la un varón de 60 años en 2015.

Desde que se activó el "Plan de alerta, prevención y control de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud en La Rioja", que se desarrolla entre el 1 de junio y el 15 de septiembre, se han incrementado las atenciones en Urgencias de personas a las que el calor ha agravado otro tipo de patologías, sobre todo las crónicas.

Seguir en guardia

Por ello, Rábade ha recomendado a los riojanos a "no bajar la guardia ante el calor en lo que queda de verano", ya que ha vaticinado que en agosto "habrá algunos de los días más calurosos del año".

Juan Ramón Rábade / G.L.R.

Ha insistido en la exposición a temperaturas excesivas afecta especialmente a los niños, personas mayores, enfermos con patologías crónicas de base y personas que por razones laborales, deportivas o de ocio se exponen más a temperaturas extremas.

En lo referente a las temperaturas umbrales (36 grados de máxima), en lo que va de verano se han superado cuatro días (19 y 22 de junio, 3 y 5 de agosto), todos ellos con nivel 1, que está establecido como riesgo bajo para la salud de la población.

Intoxicaciones y ahogamientos

Respecto a las intoxicaciones alimentarias, Rábade ha recalcado que hasta el momento o se ha detectado ningún brote de toxiinfección alimentaria ni en establecimiento público, ni en el ámbito privado, y se han realizado 625 inspecciones por parte de las autoridades sanitarias de la región.

En lo referente a los ahogamientos, Rábade ha explicado que se ha registrado un solo fallecimiento en lo que va de verano, tras la muerte accidental de un varón de 63 años, el pasado 17 de julio en una piscina de uso particular de una urbanización de avenida de Madrid en Logroño.

Rábade ha ensalzado que, la rápida intervención de un socorrista en las piscina de Valgañón, evitó el ahogamiento de un niño el pasado mes de julio.

Antes del inicio de la temporada de piscinas, se inspeccionan un total de 98 instalaciones en La Rioja, algunas de ellas con varios vasos, de las que el 70 % cumplieron la normativa sanitaria y un 30 % presentaron irregularidades.

Entre ellas, ha citado problemas estructurales en torno al vaso, que pueden ocasionar cortes a los usuarios; una mala calidad de las condiciones higiénico-sanitarias del agua; y exceso de productos sanitarios.

Fotos

Vídeos