Pepe, el rey de los carniceros

José Luis Sáenz, conocido como Pepe Chuletón, posa con varios chuletones en su carnicería. :: i. á./
José Luis Sáenz, conocido como Pepe Chuletón, posa con varios chuletones en su carnicería. :: i. á.

La CEPYME selecciona a 'Pepe Chuletón', de Calahorra, como uno de los cuatro candidatos finalistas al premio 'Autónomo del año'

ISABEL ÁLVAREZ CALAHORRA.

Cualquiera que escuche el nombre de José Luis Sáenz Villar (Rincón de Soto, 1968) en un encuentro de amantes de la buena carne seguro que frunce el ceño. Sin embargo, muy pocos pueden dudar a estas alturas de quién es Pepe Chuletón. José Luis Sáenz Villar, o lo que es lo mismo Pepe Chuletón, no es un carnicero más. Su apuesta por la venta de chuletones de primera calidad y de maduración extrema, principalmente a través de cualquier canal de Internet, le ha situado como uno los mayores y más conocidos surtidores de carne de vaca, ternera y buey en España, y poco a poco, incluso se ha hecho un nombre fuera de las fronteras del país.

Hasta la CEPYME, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, se ha fijado en él y lo ha seleccionado entre los cuatro candidatos que optan a sus premios anuales en la categoría 'Autónomo del año'. «Parece mentira que vendiendo chuletones se pueda llegar a esto», dice Pepe en la carnicería que regenta desde hace 26 años en Calahorra.

Hace unos años, cuando la crisis golpeaba con más fuerza en la economía de España, fue cuando Pepe (la cuarta generación de una familia de carniceros de Rincón de Soto) dio el salto y comenzó a especializarse en el mundo del chuletón. «Llevamos muchos años moviéndonos por Galicia y el norte de España. Antes nos desplazábamos cada quince días a seleccionar las carnes, pero ahora, que ya tengo contacto con los 'buenos', los compro hasta por WhatsApp», explica entre risas este rinconero que ha sabido aprovechar las nuevas tecnologías para hacer crecer su negocio.

Y es que, además de la página web de la empresa, Pepe Chuletón dispone de cuentas en todas las redes sociales y también en el canal Youtube, a través de las cuales vende sus productos. Es por ello que muchos le llaman ya 'el carnicero de Internet'. «La verdad es que me hace gracia», sostiene después de recordar aquella vez que colgó un vídeo en Youtube poniendo a caldo a la OMS por el revuelo social generado al clasificar el consumo de carne roja como cancerígeno. «Cuando hice ese vídeo tenía mucho dinero invertido en chuletones, y que me vengan y me digan que una carne es 'venenosa'... Me llevé un rebote...», recuerda con la soltura y naturalidad que le caracteriza sobre aquella noticia que tuvo una gran repercusión en la prensa y redes sociales.

Y es que si la apuesta por la calidad y las nuevas tecnologías han sido claves en el crecimiento de la empresa (ha pasado de 3 a 7 trabajadores) el desparpajo de Pepe con la clientela ha hecho el resto. Lo mismo sube a las redes sociales 'selfis' de clientes que acaban de comprar un chuletón, que pone el 'Cumpleaños feliz' a todo trapo cuando entra en la carnicería alguien que cumple años. «Hay quien me dice que no viene a comprar el día de su cumpleaños porque pasa vergüenza», se ríe este emprendedor carnicero, que también ha registrado la marca 'Telechicha' para el reparto de la carne a domicilio.

Fotos

Vídeos