Pepe Álvarez propone en Logroño mas impuestos para pagar las pensiones

Justo Rodriguez

El máximo responsable de UGT exige la derogación de la reforma del 2013 y propone medidas como el «destope» de las cotizaciones

LA RIOJALogroño

El secretario general de UGT, José Álvarez, ha afirmado hoy que la reforma de las pensiones de 2013 es una cuestión «sine qua non, fundamental e irrenunciable» para este sindicato, que «quiere poner el contador a cero para exigir su derogación y volver a la normativa anterior».

Álvarez, en una rueda informativa en Logroño recogida por la Agencia Efe, ha añadido que UGT ha planteado esta reivindicación al nuevo Gobierno, al que «hay que dar un margen de tiempo» para ver si sus políticas encajan total o parcialmente en las demandas de las organizaciones sindicales.

Ha calificado de «razonable» que el nuevo Gobierno quiera analizar la reforma de las pensiones de 2013 en el Pacto de Toledo, pero ha recalcado que UGT luchará hasta conseguirlo.

Álvarez ha recordado que, en 2011, UGT firmó un acuerdo de pensiones, que «fue bastante complejo de digerir por parte del sindicato, con algunas cuestiones más que discutibles», y lo firmó, fundamentalmente, porque pensó que «era la manera de que, en la previsión de un cambio de Gobierno, el siguiente lo respetara».

«El PP no lo respetó y de ahí viene la reforma de 2013», ha enfatizado Álvarez, quien ha recalcado que «UGT quiere poner el contador a cero».

Eso quiere decir, ha recalcado, «derogar esta reforma y volver a la normativa anterior, es decir, que las pensiones crezcan de acuerdo con el coste de la vida, tengan revisión y que desaparezca el factor de sostenibilidad, que es un elemento que lo único que va a generar es una rebaja de las pensiones».

El dirigente de la UGT ha agregado que «hay alternativas», ya que «las bonificaciones a la contratación tienen poco sentido y el topaje de cotización, que en España está en 46.000 euros y en Francia se sitúa por encima de los 100.000, se puede destopar y ahí han posibilidades de generar más recursos».

UGT también plantea la posibilidad de establecer «uno o más de un impuesto específico para sufragar el sistema de pensiones».

«Somos conscientes de que, gobierne quien gobierne, nadie nos ha regalado nunca nada», según Álvarez, para quien UGT «tiene la absoluta seguridad de que, en el futuro inmediato, tendrá que continuar trabajando desde la movilización porque ese es el instrumento fundamental para poder conseguir los derechos perdidos en los últimos años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos