'This Crush': la app que facilita el ciberacoso ya genera denuncias en La Rioja

Dos adolescentes, con sus móviles en un aula de Logroño. :: díaz uriel/
Dos adolescentes, con sus móviles en un aula de Logroño. :: díaz uriel

El director del Instituto Sagasta alerta a los padres de un caso denunciado ya en el centro logroñés

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

La situación no es nueva y el esquema se repite una y otra vez en los últimos años: una red social que engancha a los jóvenes (cada vez más pequeños) y la impunidad del anonimato como coartada para vomitar a través de los móviles todo lo que se les pase por la cabeza. ¿Les suena? En una sociedad que avanza tecnológicamente a un ritmo endiablado, se solapan las plataformas que, en manos de adolescentes sin capacidad de realizar un uso adecuado, derivan en ciberacoso.

«Eres una guarra. No te queremos en nuestra clase, zorra». Ustedes lo desconocen, pero este mensaje lo ha podido escribir su propio hijo. Esta y frases mucho más ofensivas están a la orden del día entre los menores, usuarios de This Crush, la última red social que sacude los cimientos de los centro riojanos.

'This Crush'

¿QUÉ ES? Una nueva red social llamada This Crush, de moda en estos momentos entre los chavales, que a menudo va ligada a otras como Instagram, Snapchat... Se trata de una plataforma dirigida a gente joven para descubrir más sobre aquellas personas que les interesen y confesar secretos a sus contactos.

¿CÓMO SE ACCEDE? Los chavales se dan de alta, mayoritariamente, a través del móvil. También se puede acceder a través de la página web.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDA? Según los expertos en la materia, This Crush ha hecho especial incidencia en jóvenes de entre 12 y 18 años de edad, aunque hay casos detectados de precocidad.

¿CÓMO FUNCIONA? Los creadores no se responsabilizan de los comentarios y recomiendan utilizarlo a partir de los 18 años. Una vez creada tu cuenta (en la web o a través de la App) consigues tu 'Crush Tag' (el perfil que llegará al resto de contactos). Y lo siguiente es compartirlo al resto de contactos e interactuar.

¿CUÁL ES EL PELIGRO? Hay dos grandes peligros para los usuarios de This Crush. El primero es el anonimato. La mayoría de los comentarios no llevan firma lo que supone un importante caldo de cultivo para el ciberbullying. Comentarios sexistas, ofensivos, insultos y amenazas. El segundo gran peligro es la adicción que genera. Y es que los mensajes que se envían desaparecen pasadas unas horas. De tal manera que los usuarios tienen que chequear regularmente su cuenta.

El grito de alarma lo ha dado el director del Instituto Sagasta, Alberto Abad. En un correo electrónico dirigido a los padres del centro lo explica: «Desde el IES Sagasta queremos avisar de estas situaciones pero no podemos limitar qué aplicaciones se instalan los alumnos en el móvil, eso es una cuestión que afecta a las familias, no al centro... No queremos alarmar, sólo poner en conocimiento, pero estamos viendo un aumento constante en los problemas generados por el mal uso de las redes sociales (Whatsapp, Instagram, This Crush...)».

«Una chica de Tercero que nos vino con unas captura de pantalla donde le insultaban en una nueva App» Alberto Abad | irector IES Sagasta

En respuesta a Diario LA RIOJA, Abad relata lo sucedido en el centro: «De este tipo de cosas te enteras porque pasa algo, si no, ni te enteras. Nosotros lo vimos por una chica de Tercero que nos vino con unas capturas de pantalla donde se le insultaba en una red social. ¿Y esto qué es, WhatsApp? Pues no. Se llama This Crush. ¿Y cómo funciona? Tus amigos de Instagram pueden participar en un chat en el que de forma anónima pueden poner lo que quieran. Y además, los mensajes sólo están unas horas, generando una dependencia porque necesitas estar todo el rato revisando el móvil».

«A mí me imitaron (escribieron por ella) y el resto me llamó falsa. Aún no sabemos quién fue» Verónica (nombre ficticio) Usuaria de This Crush

En su versión más edulcorada, This Crush es una plataforma dirigida a jóvenes de entre 12 y 20 años que permite a los usuarios recibir elogios, lanzar mensajes de amor o confesiones a otros chavales que estén dentro de esta red social. Pero en la práctica se trata de una herramienta adictiva que utilizan los jóvenes para arrojar mensajes de contenido sexual, de desprecio, insultos o amenazas contra otros compañeros. Y todo porque This Crush permite escribir desde el anonimato. De hecho, ya ha habido casos de intervención policial por ciberbullying realizado por menores hacia otros a través de esta red social.

Enzo y Verónica (nombres ficticios) son usuarios de This Crush. Ambos tienen móvil desde sexto de Primaria. Los dos jóvenes (13 y 15 años, respectivamente) reconocen que se trata de una plataforma peligrosa. «Ayer mismo, en mi This Crush llamaron guarra a una amiga. Yo lo que hice fue sacar una captura y colgarlo en Instagram para defenderla», explica Enzo. Verónica, por su parte, sufrió en sus carnes el peligro del anonimato: «Te puedes meter en problemas. El año pasado, a mí me imitaron (escribieron en su nombre) y el resto empezó a llamarme falsa y de todo... Todavía no sabemos quién fue».

«Sorprende el contenido sexista y las expresiones machistas de alumnos de pocos años» Isabel Cuestas Orientadora de Escuelas Pías

La curiosidad y el sentimiento de estar integrado movieron a estos jóvenes a utilizar This Crush. Verónica comenzó a usarla «por saber qué te escriben, es una curiosidad», mientras que Enzo reconoce que «utilizan el gancho de famosos como Messi, y luego te das cuenta de que es mentira». ¿Recomendarías This Crush a tus amigos? «Depende de la edad. Con 10 u 11 años, ¿para qué la quieres? Lo que tendrían que hacer los padres es supervisar un poco», explica Verónica. «Yo lo que haría es quitarla ya», afirma Enzo.

Isabel Cuestas, coordinadora del departamento de Orientación de Escuelas Pías, alerta a los padres: «El padre de nuestra generación está acostumbrado a velar por sus hijos de manera presencial (con quién sale, qué deberes tiene...) pero no lo hace de manera virtual y los jóvenes de ahora se relacionan con otros a través de redes sociales. Por eso hay que educar también a los padres».

Para la orientadora, «sorprende que los alumnos vuelquen nombre y apellidos de sus compañeros, sorprende el contenido sexista de ese lenguaje y sorprende que alumnos de pocos años empleen un lenguaje tan machista». Sin embargo, Cuestas lanza un mensaje tranquilizador: «La mayoría de los centros tenemos docentes formados en ciberbullying. Y la mayoría de los centros colaboramos en programas de innovación educativa, con mediadores escolares».

Fotos

Vídeos