La pelea contra los pesticidas llega a Europa

Álvaro Garrido, trabajando en sus instalaciones de Varea. :: sonia tercero/
Álvaro Garrido, trabajando en sus instalaciones de Varea. :: sonia tercero

I. G. LOGROÑO.

La Unión Europea se sitúa como segundo productor de miel mundial, sólo por detrás de China. En los estados miembros se producen alrededor de 200.000 kilogramos al año, cantidad que no llega a cubrir la demanda y por eso son necesarias las importaciones desde terceros países como China, Ucrania o Argentina.

La apicultura es, por lo tanto, importante en Europa y, por ese motivo, en los últimos meses se han llevado a cabo movimientos que tienen por objetivo tratar de mejorar las condiciones en el sector. Así, el pasado 23 de enero el Parlamento Europeo presentó un informe en el que se pedía aumentar el apoyo a la apicultura europea y el 1 de marzo se aprobó una resolución en la que solicitaba una mayor inversión «para proteger la salud de las abejas, combatir la adulteración de la miel y apoyar a los productores».

El texto salió adelante con 560 votos a favor, 27 en contra y 28 abstenciones y en él se contempla un plan de acción para combatir la mortalidad de las abejas, así como programas de cría para reforzar su resistencia a especies invasoras como el ácaro Varroa destructor, la avispa asiática y la loque americana.

De igual manera, se reclama más investigación para desarrollar medicamentos innovadores y ampliar su disponibilidad; y alertas anticipadas sobre los periodos de fumigación para evitar dañar a las abejas.

Otro de los puntos importantes de la resolución es la prohibición de todos los pesticidas con efectos negativos científicamente probados sobre la salud de las abejas y la puesta a disposición de los productores de alternativas seguras. «Me parece una medida vital», sentencia Álvaro Garrido. «En algunas zonas, estamos viendo una masacre brutal de colmenas por el uso indebido y descontrolado de pesticidas en los montes», apostilla.

El texto también solicita el incremento del apoyo al sector en un 50%, la puesta en marcha de mecanismos para asistir a los productores que reclaman compensaciones por pérdidas de colonias, más información sobre los beneficios de los productos apícolas y armonizar los controles fronterizos para evitar las importaciones falsificadas. En este ámbito, los eurodiputados reclaman controles de calidad a toda la miel que llegue a la UE y un endurecimiento de las exigencias de trazabilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos