El San Pedro, excelente en cardiología

El San Pedro, excelente en cardiología

El servicio del hospital riojano ha obtenido una doble acreditación por su excelencia asistencial

LA RIOJA

El Hospital San Pedro de Logroño ha obtenido una doble acreditación por su excelencia asistencial en el servicio de Cardiología.

Según recoge EFE, la consejera de Salud, María Martín, ha visitado hoy la nueva Unidad Integrada de Imagen Cardiológica del San Pedro, cuyo servicio ha sido acreditado por parte de la Sociedad Española de Cardiología por su asistencia en Ecocardiografía Transesofágica y en la elaboración de protocolos de continuidad con Atención Primaria.

Martín ha explicado que "la obtención de estas dos acreditaciones certifica que la atención que reciben los pacientes en el servicio de Cardiología cumple los estándares de calidad más elevados", según ha informado el Ejecutivo regional en una nota.

"Ahora podemos ofrecer a los riojanos diagnósticos más precisos con técnicas menos invasivas", ha asegurado.

"Está claro que cada día es más necesario contar con estándares y guías de actuación que garanticen la calidad de los procesos sanitarios; reduzcan la variabilidad de la práctica clínica y aumenten la seguridad de los procedimientos, y con la obtención de estas dos acreditaciones, les estamos garantizando a los riojanos todo esto" ha señalado la titular de Salud.

Por ello, ha agradecido a los profesionales del servicio de Cardiología, con el doctor Luis Alonso a la cabeza, "su entrega diaria para lograr dos acreditaciones que sitúan a La Rioja de nuevo a la vanguardia sanitaria nacional, y su implicación en la puesta en marcha de la nueva Unidad Integral de Imagen Cardiaca".

Respecto al ecocardiograma transesofágico (ETE), se trata de una técnica semi-invasiva muy importante en el diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares, así como en la monitorización de la mayoría de cirugías cardiacas y de las distintas técnicas de cardiología intervencionista.

Esta acreditación asegura a su destinatario que cumple los estándares de calidad para adherirse a este procedimiento.

La Unidad Integrada de Imagen Cardiaca del Hospital San Pedro ha participado activamente en el desarrollo de este procedimiento desarrollado por la Sociedad Española de Cardiología.

Su objetivo es contribuir a la mejora continua de la calidad asistencial tanto en el ámbito de los servicios clínicos como en la ordenación y gestión de los recursos.

"La finalidad siempre tiene que ser mejorar la calidad de la atención y asistencia a los pacientes con enfermedades cardiovasculares, con el objetivo último de mejorar el pronóstico y calidad de vida de estos pacientes" ha señalado Martín.

El proceso de acreditación del procedimiento ETE consta de tres fases: revisión de la documentación, auditoría e informe final con la emisión del certificado de acreditación de excelencia y la unidad riojana ha superado con éxito todas las fases en 2018.

La reciente incorporación de la Unidad Integral de Imagen Cardiaca ha supuesto la mejora en la precisión diagnóstica en el área de Cardiología del Hospital San Pedro, lo que ha propiciado nuevas opciones terapéuticas no quirúrgicas, en colaboración con la Unidad de Hemodinámica.

En este sentido, Martín ha destacado que "un buen diagnóstico permite plantear de forma más precisa los tratamientos, lo que está directamente relacionado con el aumento de las posibilidad de curación de los pacientes".

A su juicio, "las técnicas utilizadas son menos invasivas, sin incisiones ni catéteres internos, lo que reduce, por tanto, los riesgos para el paciente".

Estas técnicas suponen un gran avance en el diagnóstico y tratamiento de las cardiopatías congénitas y valvulares al ofrecer intervenciones no invasivas y poco cruentas que hace años precisaban de cirugía abierta de alta complejidad.

En los últimos años se han realizado en el Hospital San Pedro un total de 33 procedimientos.

Los más frecuentes son el cierre de Comunicación Interauricular (16) y el cierre de Foramen ovale en pacientes jóvenes que han tenido un ictus para evitar la recidiva (8 procedimientos).

En la Unidad Integrada de Imagen Cardiaca se ha realizado una inversión de 350.000 euros para dotarla con dos ecocardiógrafos tridimensionales, una sala de lecturas de TAC y otra de resonancia magnética, la tecnología más avanzada a nivel internacional en técnicas de imagen cardiaca, y que permite llevar a cabo un diagnóstico más preciso de las patologías cardiovasculares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos