Pedro Duque, un amante del Rioja

Pedro Duque brindó con vino de Rioja./Juan Marín
Pedro Duque brindó con vino de Rioja. / Juan Marín

El astronauta recibió el premio el 23 de junio de 2003 en la sede del Consejo Regulador en Logroño

LA RIOJA

El astronauta español Pedro Duque fue hace quince años galardonado con el Prestigio Rioja 2003, que anualmente concede el Consejo Regulador, un premio más que merecido, ya que pocos minutos después de aterrizar de su primer viaje especial expresó su deseo de tomarse una copa de Rioja. Mejor embajador, imposible.

El 23 de junio de 2003 recibió su merecido premio en Logroño. Entonces, expresó su deseo de llevar al espacio una botella de Rioja en su siguiente viaje espacial, que realizaría cuatro meses después a bordo de la cápsula rusa «Soyuz».

«Tendremos que estudiarlo -apuntaba Duque a los periodistas que cubrían el acto- ya que dentro del Programa Espacial de los EEUU existe una prohibición total de llevar todo tipo de bebidas que contengan cualquier proporción de alcohol, en contra de la opinión de médicos y astronautas». Pese a todo, Duque no se daba por vencido: «Creo que terminaremos por vencer las reticencias, incluso en EEUU. Tenemos que llevar cuanto antes la cultura europea al espacio».

No puedo ser, pero así lo manifestó entonces el astronauta, al que el Consejo otorgó este reconocimiento «por su destacada actividad científica astronáutica, junto con su conocimiento y aprecio por el vino y su cultura», según rezaba el acta de concesión del premio, creado en 1994 y otorgado cada año a personas o instituciones que contribuyen al mantenimiento y la exaltación de la cultura del vino.

Duque, que calificó en sus palabras a La Rioja como «la cuna de buena parte de la cultura gastronómica de España», afirmó que aceptaba este premio Prestigio con mucha ilusión. «Me parece una labor muy importante la promoción del vino de Rioja». También se declaró consumidor de nuestros vinos, de los que dijo reconocer su «alta calidad». Duque se mostró con el ánimo de impulsar la promoción de los vinos de Rioja y de España y «de llevar toda la tradición vinícola, gastronómica, idiomas y de la cultura europea». «Deberían llevarse al espacio desde ya, y hacer posible estar en la vanguardia de la exploración que realizaremos», porque de lo contrario «se convertirá en algo más local y cada vez perderemos más cosas».

Jurado y entrega de premios

El jurado del mencionado premio decidió conceder este galardón al conocido astronauta español, «por su destacada actividad científica astronáutica, junto con su conocimiento y su aprecio por el vino y su cultura», según se afirmaba en el acta del jurado.

Imágenes de la entrega del x Prestigio Rioja. / Juan Marín

Los integrantes del jurado que otorgaron este premio a Pedro Duque fueron personalidades tan relevantes como Carmen Iglesias, académica de la Historia y de la RAE; Rafael Ansón, presidente de la Academia Internacional de Gastronomía; el humorista Antonio Mingote, también académico de la Lengua; el empresario Adrián Piera; el pintor Eduardo Arroyo; el ex-presidente del COI Juan Antonio Samaranch; y el ex-jefe de la Casa Real, Sabino Fernández Campo.

A la entrega del premio acudieron unos doscientos invitados, entre los que se encontraban el pleno del Consejo Regulador del Rioja, representantes del sector y autoridades autonómicas y municipales. Contará, además, con la presencia de varias figuradas vinculadas a la vida social y cultural de la región.

En el acto de entrega, el presidente del Consejo Regulador del Rioja, Angel de Jaime Baró, destacó la figura y la personalidad del astronauta español Pedro Duque, merecedor del Premio Prestigio Rioja. «Ha desarrollado toda su vida profesional y científica dentro de este ámbito del mundo y la cultura del vino, que es la cultura mediterránea».

Baró apuntó que Duque, el primer astronauta español con este premio, «ha unido su nombre a este mundo del vino que parece que no, pero que todavía está necesitado de ayuda». Culminó su intervención el presidente del Consejo Regulador del Rioja afirmando que «todavía es necesario hacer actos como este en el cual se apoye a una bebida tan unida a nuestra cultura e historia».

Posteriormente se le entregó la estatuilla que simbolizaba el premio, que correspondió a una imagen abstracta que sugería una prensa de vino. Estaba realizado en bronce por los escultores riojanos Dalmati-Narvaiza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos