La patata viene antes

Cosecha de patata en una imagen de archivo.  :: sonia tercero/
Cosecha de patata en una imagen de archivo. :: sonia tercero

En Rioja Alta, la campaña comenzará el día 16 mientras que en algunos municipios de Rioja Baja ya ha terminado Se espera recoger unos 45.000 kilos por hectárea

MARÍA FÉLEZ CALAHORRA.

Más desigual que nunca está siendo la campaña de la patata en La Rioja. Si en municipios de La Rioja Alta como Santo Domingo la campaña empezará el próximo 16 de agosto, en otros como en Villar de Torre será para principios de septiembre cuando se empiecen a recoger las primeras. Mientras, en zonas de Rioja Baja como Calahorra la campaña ya está prácticamente finiquitada especialmente porque «tenemos muy poca producción y la campaña se termina en unos días», explica Salvador García de la cooperativa El Raso.

No es el caso de la Sociedad Cooperativa Agrícola 'Rioja Alta', en Santo Domingo de la Calzada, que este año gestiona un total de 500 hectáreas en nuestra comunidad. «La mayoría de lo que cultivamos lo hacemos para industria, especialmente para congelado», explica Alberto Castro, técnico de la cooperativa. Según él, «el año ha venido marcado por la sequía aunque finalmente todo el mundo que ha sembrado patata luego ha tenido agua o va a tener en los próximos meses», comenta.

LOS PRECIOS

De 6 a 13
céntimos pueden pagarse por los kilos de patata dependiendo de calidades y variedades.
500
hectáreas gestiona la cooperativa 'Rioja Alta de Santo Domingo de la Calzada.

Los calores de junio han hecho que la campaña se adelante en torno a diez días. «Lo habitual es empezar para la última semana de agosto», comenta Alberto. «En estos momentos la patata se está rematando; el tubérculo está engrosando y la planta va muriendo poco a poco», explica.

La campaña seguirá siendo igual de larga que siempre. «La campaña de arranque (la que va destinada a la venta) puede durar hasta finales de octubre y en la última parte es cuando recogeremos la patata que sirve para almacenar de cara al invierno», explica detalladamente.

La cantidad es difícil de estimar en este producto. «Nos podemos llevar alguna sorpresa pero creo que será una campaña normalita en cuanto a cantidad», comenta. Lo normal sería poder coger unos 45.000 kilos por hectárea.

Los precios sí que tienden a la baja con oscilaciones que van, dependiendo de calidades y variedades, entre los 9 y los 13 céntimos. Algo menos estiman otros agricultores que rebajan el precio mínimo hasta los 6 céntimos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos