«Me pareció raro que llevara a una peregrina asiática de copiloto»

«Me pareció raro que llevara a una peregrina asiática de copiloto»

El sargento primero de la Guardia Civil de Viana cuenta cómo arrestó a un vecino después de que éste convenciera a una peregrina coreana para que se montara en su vehículo y la llevara hasta un descampado en donde abusó sexualmente de ella

LA RIOJA

Su instinto evitó males mayores. Cuando se cruzó con un vecino que ya había tenido antecedentes relacionados con el acoso a mujeres y que llevaba en su coche a una mujer asiática decidió seguirle.

Lo cuenta en Diario de Navarra el sargento primero de la Guardia Civil de la casa cuartel de Viana, que arrestó a un a un vecino de la localidad navarra, de 59 años, después de que convenciera a una peregrina coreana para que se montara en su vehículo y la llevara hasta un descampado en donde le propuso mantener relaciones sexuales y abusó sexualmente de ella.

Más

El agente, de paisano, observó que el vehículo del detenido (conocido por los agentes por hechos similares pese a que sólo figuraba una sanción administrativa por vejaciones) se introducía en una zona rústica del Camino de Santiago. Ante la sospecha de que fuera a acosar a la peregrina, decidió seguirle si bien tras llegar al límite provincial con La Rioja no consiguió localizarle. "Me pareció raro que llevara a una joven asiática de copiloto", explicaba el agente, que contaba que intuyó que "algo no iba bien, no encajaba".

Poco después, junto con otros agentes de refuerzo, localizaró el vehículo del detenido en un descampado próximo a la ruta jacobea. Fuera del vehículo estaba la joven, de 20 años, que "caminaba llorando, muy desorientada y trataba de llamar a alguien por el móvil", relataba. En el interior del coche continuaba el presunto agresor, que fue detenido. La peregrina, tras presentar la pertinente denuncia, fue trasladada hasta los juzgados de Estella en donde la juez y la Fiscalía de Pamplona le tomaron declaración (con intérprete) que será prueba preconstituida para que tenga que acudir al juicio oral.

Según contaba en el diario navarro, "la joven explicó que se topó con el hombre cuando ella estaba buscando la parada del autobús, con intención de ir a Logroño. El detenido se le acercó cerca de la gasolinera y le dijo algo así como Camino, y ella entendió que se ofrecía a llevarle. Sin embargo, vio que se metía por un camino de tierra y que se alejaba de las flechas amarillas y se asustó.El hombre paró el motor y le hizo alguna insinuación sexual, algún tocamiento y gesto obsceno. Ella lo rechazó en todo momento y abandonó el coche muy agitada".

El sargento primero de la Guardia Civil de la casa cuartel de Viana reconoce que le daba pena "no haber llegado a tiempo de evitar los abusos" pero se queda con "reconocimiento de la chica que, cuando entendió que rea policía y estaba allí para ayudarla, dejó de estar nerviosa".

Fotos

Vídeos