En paradero desconocido un anciano, tras escapar de la residencia San Agustín

Anciano desaparecido. :: l.r./
Anciano desaparecido. :: l.r.

Localizada sana y salva en un descampado la mujer de Ezcaray desaparecida el martes del centro donde está internada

L.R./J. ALBO LOGROÑO.

Un hombre de 81 años, que se encontraba alojado en la Residencia San Agustín de Logroño, está en paradero desconocido desde la noche del martes, cuando escapó tras burlar la seguridad del centro. El hombre, que padece alzheimer por lo que requiere cuidados constantes, consiguió marcharse tras romper de una patada una de las puertas del recinto situado en el Camino Viejo de Alberite.

El servicio de emergencias SOS Rioja ha distribuido la imagen del anciano entre todas las patrullas que operan en la capital riojana para intentar localizarlo. Al mismo tiempo sus familiares han solicitado ayuda a través de las redes sociales, pidiendo la colaboración ciudadana para localizarlo lo antes posible. Cualquier información relacionada con su paradero puede trasladarse a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, al SOS Rioja o bien llamando a la propia residencia en el teléfono 941 204 040.

Las cámaras de seguridad del centro muestran cómo el hombre llegó a saltar de noche la valla. Lo hizo tras la cena y haciendo gala de un inmejorable estado físico, ya que fue futbolista y se encuentra en forma. En el momento de su desaparición vestía un pantalón corto, una camiseta azul y zapatillas de esparto.

Tumbada en un descampado

Por otro lado, dos vecinos de Ezcaray localizaron en la mañana de ayer sana y salva a Amparo Sáez, la mujer de 80 años de edad que se encontraba en paradero desconocido desde las 19 horas del martes.

La anciana, que también presenta principio de alzheimer y está internada en la residencia Jesús Nazareno en la que tiene permiso para entrar y salir, fue localizada tumbada en un descampado situado detrás de la gasolinera de Ezcaray. Su familia cree que pudo caerse y que allí se quedó hasta dormirse, arropada afortunadamente- por las altas temperaturas registradas durante la noche.

Algunos vecinos, de entre los muchos que se unieron a la Guardia Civil en la búsqueda, habían pasado muy cerca de donde estaba, sin verla. El alcalde, Diego Bengoa, fue uno de ellos. «Estuvimos llamándola pero no respondió. Igual estaba dormida ya», dijo. La anciana fue trasladada al hospital San Pedro, donde ayer permanecía en observación, aunque su estado era bueno.

Fotos

Vídeos