La oposición carga contra la «corrupción del PP» y pide firmeza a la Justicia en el caso de Muñoz

Juan José Muñoz, exconsejero de Hacienda del Gobierno de La Rioja. :: / A.I.
Juan José Muñoz, exconsejero de Hacienda del Gobierno de La Rioja. :: / A.I.

Los populares riojanos reclaman, «como siempre», respeto a los procedimientos judiciales

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

El que se bautizó como caso Emfrisa llenó muchas páginas de este diario, no sólo sobre la investigación judicial que tuvo su origen en una denuncia presentada a finales del 2009 por la sociedad leridana Bellomonte Logistic contra la riojana Emfrisa, en la que participaba, entre otros, la mujer del entonces consejero de Hacienda, sino de reacciones políticas y peticiones de dimisión, sobre todo desde el frente socialista que fue muy crítico con el exmiembro del Gobierno. En enero del 2011, Francisco Martínez Aldama, que entonces lideraba el PSOE en La Rioja, reclamó el «cese fulminante» de Juan José Muñoz y urgió la creación de una comisión de investigación para desvelar los que calificó de «negocios privados» de uno de los pesos pesados del Ejecutivo de Pedro Sanz.

Leer más

Siete años después, el ahora senador Martínez Aldama mantiene esa misma contundencia y reclama a la Justicia que actúe con firmeza si se demuestran todos los cargos que le atribuye la Fiscalía.

En este contexto, el senador socialista aseguraba que la noticia publicada ayer por este diario le hizo recordar una «etapa de trabajo intenso y documentado para combatir una forma de hacer política en La Rioja, bajo el Gobierno de Pedro Sanz, en un caso en el que es evidente que había lucro personal, como es éste o el del expresidente con su chalé ilegal o incluso actos presuntamente en beneficio del partido, sobre cómo se pagó la sede del PP en Logroño».

PSOE, Cs y Podemos recuerdan otros casos como el de la exconsejera Vallejo

Entonces, «tuve el orgullo -añade- de dar un paso al frente y pelear por aquello que nos parecía injusto». Cuenta que fueron muchas horas de dedicación y con la vista puesta atrás asegura alegrarse de que la Justicia avance y se «ponga negro sobre blanco» y eso pese a que entonces, afirma, fueron objeto de «insultos, desprecios, cuando no de persecución política, pero al final, la verdad resplandece y ojalá sea para bien y que esta forma de actuar en política se erradique para siempre».

Para Victoria de Pablo, secretaria del área de Justicia del PSOE riojano, el escrito de acusación del fiscal, que pone al exconsejero Muñoz a la cabeza de una supuesta operación fraudulenta, «es claramente el reflejo de lo que es un Gobierno contaminado y salpicado por la corrupción, un Gobierno y un partido político, el PP». En este sentido, recordó otros casos, como el de «Arancha Vallejo, la todopoderosa consejera en el Gobierno de Pedro Sanz, con el tema del viñedo, y el de Pedro Sanz, expresidente de esta comunidad y actual vicepresidente del Senado, con el tema del chalé ilegal».

De entre todos los supuestos delitos que imputan a Muñoz, De Pablo puso el acento en el de blanqueo de capitales por lo que «supone que nos estafa a todos los riojanos ya que trata de evadir impuestos quien representaba en ese momento la Consejería que buscaba que todos los riojanos pagáramos».

Tras felicitar el exhaustivo trabajo del fiscal, se mostró pesimista ya que «no será la última, sino una más de las tristes veces que vemos a un partido que lleva demasiado tiempo sentado en el poder y que llega con una serie de corrupciones» y, respecto a este caso concreto, cuestiona «que nadie en el Gobierno se diera cuenta de lo que ocurría y tal vez habría que plantearse quién ha estado mirando para otro lado y por qué».

Cantabrana: "Esto es la casta"

Desde las filas de Podemos, su portavoz parlamentario, Germán Cantabrana, asegura que el caso no les ha causado sorpresa ya que cuando «estamos en el Parlamento y hablamos de casta, nos referimos a esto». Criticó enérgicamente que una persona que está dentro de la Consejería «haga esto para conseguir unos beneficios del 600% con la operación». Y respecto al hecho de que tras las elecciones del 2011, Pedro Sanz no contará con Muñoz para su nuevo equipo demuestra, en opinión de Cantabrana, que el expresidente «reconocía de facto lo que estaba pasando, aunque no debería haber esperado año y medio para tomar cartas en el asunto».

Por su parte, Diego Ubis, portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, confía en que la Justicia actúe con contundencia si se demuestran los cargos que la Fiscalía le atribuye a Muñoz «porque al final la ciudadanía tiene la sensación de que se libra», como cree que así ocurrió con el fraude del viñedo, juzgado 14 años después. «Esperamos que la respuesta sea rápida y lo más efectiva posible y, sobre todo, que pueda haber una restitución de todos los daños que haya causado a las arcas públicas». En cualquier caso, es, a su juicio, «un ejemplo más del capitalismo de amiguetes que hemos sufrido por parte de cargos de la administración».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos