La oliva también sufre

Imagen de archivo de un agricultor comprobando el estado de la oliva. :: reuters/
Imagen de archivo de un agricultor comprobando el estado de la oliva. :: reuters

La falta de agua hace que se espere una campaña con menos kilos y con un adelanto de unos diez días La intensa sequía está produciendo una merma en el fruto

MARÍA FÉLEZ CALAHORRA.

La falta extrema de lluvias está afectando a todos los cultivos riojanos. También a la oliva que imita el comportamiento que tuvo anteriormente la uva con la merma de su fruto en el último momento de su maduración.

«Sí que estamos notando que la sequía está afectando a la oliva. Ésta está compuesta de agua y aceite y al no tener el árbol agua va cogiendo la que tiene el fruto», comenta Carlos Olloqui, de la cooperativa 'Santos Mártires' de Calahorra.

Ahora mismo, él recomienda no regar a los agricultores socios de la cooperativa pero «si viniesen unos días de lluvia nos vendrían estupendamente principalmente porque es lo que necesita ahora el árbol para, sobre todo, mantener la hoja», comenta.

Los cultivo de olivo que más lo están notando son los de secano. «Es verdad que el olivo es un árbol que se adapta muy bien a la sequía pero lo de este año ha sido demasiado, no sólo es que no esté lloviendo en otoño, es que tampoco lo hizo en verano ni en primavera», comenta Carlos.

Y a pesar de que la merma en el fruto es más que evidente es posible que no se note en los kilos de producción. «La verdad es que el momento de la ligación fue muy bueno y hay mucha aceituna en los árboles así que se compensará una cosa con la otra», explica.

Sobre la calidad es difícil aventurarse de momento. «Habitualmente en los años secos los aceites con más picantes mientras que en los años lluviosos son más dulces», comenta.

La campaña, además, viene con unas jornadas de adelanto. «Habrá algunos trujales que empezarán a recoger oliva a mediados de este mes porque buscan unos aceites específicos pero, por lo general, creo que empezaremos a finales del mes que viene o principios de noviembre con unos diez días de adelanto», finaliza.

El cultivo de la oliva en La Rioja se ha duplicado desde el año 2000. Así a principios de siglo en nuestra comunidad se cultivaban 2.945 hectáreas mientras que el año pasado se cultivaron 5.648 hectáreas.

Fotos

Vídeos