Ocho de cada diez enfermeras sufre estrés, según un estudio del SATSE

LA RIOJA

logroño. La mitad de los profesionales de enfermería sufre el síndrome del profesional 'quemado' y ocho de cada diez, estrés, mientras que cerca de nueve de cada diez consideran que el ambiente laboral se ha deteriorado y siete de cada diez están convencidos de que la atención que se presta a los pacientes en nuestro sistema sanitario ha empeorado en los últimos años.

Estas son algunas de las principales conclusiones del Estudio 'Percepción de estrés en los Profesionales de Enfermería en España. Comparativa 2012-2017', que ha elaborado el sindicato de enfermería SATSE, gracias a la opinión reflejada por el colectivo a través de una encuesta realizada a enfermeras en activo de todo el país durante los meses de febrero y marzo.

En su presentación de ayer en La Rioja, la secretaria general autonómica de SATSE, Marta Sáenz-Torre, recordó que hace cinco años se elaboró un estudio de similares características y, tras comparar los resultados del actual trabajo con el anterior, SATSE ha constatado que la situación de los profesionales y del sistema sanitario, no solo no ha mejorado, sino que, en muchos aspectos, ha empeorado.

Los principales resultados del estudio en La Rioja son que el 75% de las enfermeras cree que sus condiciones de trabajo se han deteriorado en los últimos años por los recortes; cerca del 60% considera que la atención que se presta en su unidad ha empeorado; el 91,67% dice que no hay personal suficiente en su unidad para prestar la atención más adecuada y el 75% no tiene tiempo suficiente para prestar a sus pacientes la atención más adecuada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos