Objetivo: adquirir experiencia religiosa y estudiar teología

S.S.J. CALAHORRA

Los dos sacerdotes congoleños sintieron la vocación religiosa en su infancia. En su país, situado en el centro de África, se formaron en el seminario interdiocesano de Kikwit que atiende a doscientos cincuenta novicios de cinco diócesis.

Estudiaron dos años propedéutica (previos al seminario), tres de filosofía, un año de pastoral en una parroquia, cuatro de teología y dos de experiencia pastoral antes de ser ordenados diáconos y sacerdotes. Benoit tiene ahora 36 años y Enmanuel, 37.

Ambos han sido párrocos en el Congo varios año. Llegan aquí con papeles como trabajadores y el permiso de su obispo para atender parroquias, adquirir experiencia y al mismo tiempo, a partir del próximo año, continuarán sus estudios para licenciarse en Teología. Una vez obtenido el título regresarán a su país como ocurrió con Carlos Ndaka, que durante seis años ha estado en La Rioja (los dos últimos como párroco en Quel) y en agosto regresó al país africano para ejercer como rector del mismo seminario del que proceden Benoit y Enmanuel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos