El nuevo sistema de control del IVA dará «sus frutos tras unos meses de rodaje»

Emesa organiza hoy una jornada para conocer los cambios comunicativos de las empresas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social Bartolomé Borrego Vocal representante de Nuevas Tecnologías de la AEAT

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYA

Bartolomé Borrego es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y máster en Sistemas y Tecnologías de la Información, y en la actualidad es vocal responsable de Nuevas Tecnologías en la Delegación Especial de la AEAT en Andalucía, Ceuta y Melilla. Esta mañana participará en una jornada informativa (Centro Cultural Ibercaja) organizada por Emesa para hablar sobre las novedades fiscales y laborales de este 2017.

-¿Cómo definiría las relaciones entre la administración pública y la empresa antes de la entrada en vigor de la nueva normativa en materia de libros registro del IVA?

-Desde que la Ley 34/2015 anunciara la posibilidad de que a través de una norma reglamentaria se regulará la obligación y llevanza de los libros registro del IVA a través de medios telemáticos, se inició la puesta en marcha de un proyecto que más adelante se denominaría 'Suministro Inmediato de Información' (SII), aunque no vio la luz hasta la publicación del Real Decreto 596/2016, para la modernización, mejora e impulso del uso de los medios electrónicos en la gestión del IVA en diciembre de 2016.

El plan incluía la apertura de una prueba piloto que entró en funcionamiento a primeros de 2017 y en la que han participado empresas que estaban obligadas. Esta iniciativa ha permitido entablar una estrecha relación de coordinación, asistencia y colaboración entre la AEAT y las empresas implicadas, grandes empresas y proveedores tecnológicos básicamente, que ha permitido evaluar el modelo con vistas a la posterior masificación del sistema de Suministro Inmediato de Información.

-¿Están las empresas preparadas para asumir con naturalidad este cambio? ¿Qué va a tener que hacer una empresa para cumplir con esta normativa?

-El vigente sistema de gestión del IVA lleva funcionando más de 30 años, y la situación tecnológica actual permite la implementación del nuevo sistema de 'Suministro Inmediato de Información' que supone una estrategia de modernización en la gestión del IVA, de forma que con él se mejora el control tributario y la asistencia al contribuyente en el cumplimiento de sus obligaciones. Sin embargo, la transición al SII requiere la puesta en marcha de una serie de acciones como la realización de cambios en los procesos administrativos internos; las nuevas necesidades de formación; la reorganización en la asignación de recursos; y la utilización de soluciones de software que estén testadas y adaptadas a la nueva operativa.

-¿Cómo valora este cambio operativo y también tecnológico en las relaciones fiscales y laborales de las empresas?

-Cualquier cambio que queramos llevar a efecto tendrá siempre sus detractores pero también sus adeptos. La adaptación al cambio supone un gran esfuerzo para las empresas que, tras un tiempo prudencial de rodaje, empezará a dar sus frutos, y de él se beneficiarán tanto los propios obligados directamente por la norma como los afectados de forma indirecta, porque compren, vendan o presten servicios a algún obligado al SII. Me inclino a valorarlo positivamente a pesar de los problemas con los que podamos encontrarnos durante los primeros meses de rodaje, pero que serán superados.

Fotos

Vídeos