Nuevo regadío

Integrantes de la junta directiva provisional del nuevo regadío del Cidacos. :: l.r./
Integrantes de la junta directiva provisional del nuevo regadío del Cidacos. :: l.r.

Dieciocho agricultores de Autol, Arnedo, Quel, Préjano, Herce, Santa Eulalia y Arnedillo forman parte de la junta directiva provisional Los regantes de la margen derecha del Cidacos se agrupan

SANDA SAINZ AUTOL.

El 16 de mayo tuvo lugar el acto de constitución de la Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Río Cidacos. Supone un paso imprescindible para realizar el proyecto de la ampliación de regadío que afectará a más de 2.500 hectáreas de cultivos.

Esta cifra era la prevista inicialmente, cuando se contaba con terrenos de Autol, Arnedo y Quel. Ahora se añaden Préjano, Herce, Santa Eulalia y Arnedillo, según comenta el presidente de la junta directiva provisional, Mateo Calvo Herreros. Una junta en la que están presentes miembros de los siete municipios.

EL ESTUDIO INICIAL

2.500
hectáreas de cultivo se preveían, pero aumentarán al incluir nuevos pueblos y más altitud.
24,6
millones de euros es la estimación del coste de las nuevas infraestructuras en el estudio inicial

El próximo lunes 4 de junio se llevará a cabo una reunión en Logroño de representantes de los regantes y responsables de la Consejería de Agricultura. Más adelante habrá visitas a diferentes pueblos en las que se informará sobre la forma de inscripción de los interesados y los pagos.

En estos momentos la obra está en fase de estudio y se prevé una inversión de 24,6 millones de euros, financiados a 25 años con dos de carencia a través de una entidad financiera. En las dos primeras anualidades el Gobierno de La Rioja aportaría el 50% de los intereses y a partir de la tercera, hasta la vigésimo quinta, el 60% de la cuota de amortización.

Para una superficie estimada de 2.500 hectáreas, los regantes tendrían que abonar 86 euros por hectárea los dos primeros años y 208 euros desde del tercero hasta el final.

Se trata de un regadío de nueva creación, con infraestructuras que utilizarán el agua de la presa de Enciso. Se pretende que esté terminado cuando esté operativo el embalse. Viña, almendro, ciruelo, cerezo y cereal son los principales cultivos que se beneficiarán de este servicio.

Mateo Calvo comenta que, a la hora de apuntar las parcelas, no sólo se admitirán las que estén hasta 600 metros de altitud como se dijo al principio, sino que se podrán inscribir otras de mayor altitud para aumentar la superficie del estudio y comprobar la demanda real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos