Nueva esperanza para la patata

Las patatas pasan por una cinta en las instalaciones de Almacenes Rubio. :: miguel herreros/
Las patatas pasan por una cinta en las instalaciones de Almacenes Rubio. :: miguel herreros

El acuerdo de la calceatense Almacenes Rubio con Carrefour abre oportunidades para un cultivo en marcada decadencia

SERGIO MARTÍNEZ

Abrir mercados y explorar nuevas oportunidades siempre suponen nuevas noticias en el sector agroalimentario, en el que desde hace años se exige estar a la última para no perder las posiciones. Dentro de estas experiencias, la empresa calceatense Almacenes Rubio llegó hace un mes a un acuerdo con Carrefour que supone una nueva esperanza para la patata, un cultivo en claro declive en los últimos años.

Almacenes Rubio será el suministrador de patatas para todos los establecimientos de la firma francesa en España, ampliando de forma significativa la colaboración que la empresa riojana mantenía con Carrefour desde el año 1994. «Se trata de un acuerdo dentro de la línea de 'Calidad y Origen', con una patata variedad agria, una de las que mejores para freír, sin tratamiento postcosecha y de calidad contrastada», explica José Ángel Rubio, presidente de Almacenes Rubio.

Esta nueva situación sirve para fijarse en cultivo de la patata en La Rioja y cómo desde hace muchos años su presencia cae de forma vertiginosa. En las últimas dos décadas tanto la producción como la superficie han menguado hasta una cuarta parte, aproximadamente. En 1996 La Rioja contaba con 3.494 hectáreas de patata de media estación y el pasado año eran sólo 816. «Es un decrecimiento salvaje, debido principalmente al envejecimiento en los pueblos y el campo y a la situación de los precios, aunque aquí se ha conseguido con los contratos sean beneficiosos para el agricultor», apunta José Ángel Rubio. En torno a la problemática de los precios habla también Francisco Rubio, agricultor de Villar de Torre: «La patata ha sido siempre muy aventurera, un año podías tener muy buen precio y en los siguientes uno ruinoso. Ahora se contrata más, algo que ofrece un precio ajustado, en torno a 12 o 15 céntimos, pero mayor seguridad».

En cuanto a la presente campaña, Francisco Rubio habla de «precios bajos» pero «una sequía que no ha afectado demasiado a este cultivo en La Rioja Alta», algo con lo que coincide el presidente de Almacenes Rubio, que explica que la en la pasada campaña hubo buenos precios y por ello «a nivel global se ha plantado más patata».

Almacenes Rubio se ha mantenido pese a la difícil situación del sector como una empresa puntera y exportadora, en continua renovación y crecimiento, tal y como explica su presidente: «Somos los únicos del país con innovación tecnológica para patatas, contamos con seis certificaciones y tenemos selección por láser, robots, naves de frío-calor y otras tecnologías que contribuyen a la calidad de nuestro producto».

Casi doscientos agricultores riojalteños trabajan con Almacenes Rubio, por lo que el acuerdo con Carrefour ofrece un nuevo panorama para este cultivo. José Ángel Rubio reflexiona sobre qué supondrá para el futuro de la patata: «Esto es algo que va a beneficiar al sector, a los productores, a la patata riojana y al consumidor, que tendrá un alimento de calidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos