La nómina de la presidenta del Parlamento mengua 16.000 euros

Ana Lourdes González abandona la Mesa durante un momento del pleno. :: JUAN MARÍN/
Ana Lourdes González abandona la Mesa durante un momento del pleno. :: JUAN MARÍN

El apoyo de Podemos saca adelante la iniciativa del PSOE transaccionada con Cs para recortar el sueldo de Ana Lourdes González con el rechazo del PP

E. SÁENZ LOGROÑO.

Tras aprobar 20 enmiendas parciales al proyecto de Ley de Acompañamiento en comisión, de las 19 que llegaban a pleno -5 del PSOE, 7 de Podemos y el resto compartidas entre ambas sobre el concierto social- sólo una salió adelante. El debate gravitó en este punto reiteradamente sobre las mejoras fiscales pergeñadas o la conveniencia de unas u otras deducciones para este curso, pero todos los ojos se posaron en la Mesa del Parlamento. Concretamente, sobre el sillón de la presidenta, Ana Lourdes González, que con la aprobación de esa solitaria iniciativa seguirá siendo la única que cobra con cargo al capítulo I del Presupuesto de la Cámara, pero verá su retribución equiparada a la de un portavoz, pasando así de recibir 70.398 euros brutos anuales a 53.502.

Francisco Ocón lo justificó en el afán de que el «hemiciclo riojano sea, simplemente, como los demás» y no se produzcan excepciones en el modo de compensar a sus señorías hasta avanzar en la profesionalización prevista para la próxima legislatura tras el acuerdo de la Mesa (con la abstención del PP) de elevar el 33% el Presupuesto de la casa en 1,7 millones hasta superar los 7. El portavoz de Cs, a quien Ocón agradeció su apoyo para materializar la enmienda, arguyó que «es hora de cambiar el Parlamento que el PP creó ad hoc durante su mayoría absoluta». «Que la presidenta cobre directamente de la Cámara es una anomalía que no entiende ni la Seguridad Social», razonó Diego Ubis. Como ya había anticipado, Podemos dio su necesario apoyo a la propuesta no sin afear al resto de la oposición gestionarla «de tapadillo». «El debate no debe ser la nómina de la presidenta, sino dotar al Parlamento de medios para que sea un lugar de trabajo digno», apostilló Ana Carmen Sainz. Su homólogo del PP negó que la decisión sea una prioridad social y tampoco juzgó razonable «recortar el sueldo a la segunda autoridad de La Rioja por una pataleta de niño malcriado». «Inclúyanlo en su programa y que luego juzgue la ciudadanía», les retó Jesús Ángel Garrido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos