La nieve evidencia el endeble estado del casco antiguo de Calahorra

Pino derrumbado sobre las escaleras del final del paseo del Mercadal, junto a la avenida de la Estación. ::/Isabel Álvarez
Pino derrumbado sobre las escaleras del final del paseo del Mercadal, junto a la avenida de la Estación. :: / Isabel Álvarez

La plaza de la Verdura sufre un corrimiento de tierras y en la calle Mayor se derriba hoy un edificio que registró desprendimientos

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

La nieve, la lluvia y el viento del temporal de este fin de semana han puesto de manifiesto, una vez más, la endeble situación de una parte del casco antiguo de Calahorra. La plaza de la Verdura, uno de los ejemplos de deterioro más graves, amaneció ayer con un nuevo socavón y corrimiento de tierras, que han obligado al Ayuntamiento a acordonar la zona afectada, en la que afortunadamente no se asienta ninguna vivienda.

La concejala de Urbanismo, Rosa Ortega, aludía ayer a la urgencia de intervenir tras estos acontecimientos en la plaza, que lleva años esperando una actuación que frene las deplorables condiciones de su pavimento. «Habrá que valorar la posibilidad de sacar a contratación no solamente el proyecto del pilotaje sino también la obra de manera conjunta», explicaba Rosa Ortega en declaraciones a este periódico, después de asegurar que en el mes de diciembre se pidieron «precios a empresas para el proyecto del pilotaje (cimentación profunda con pilotes)», pero este proceso «se quedó desierto».

Unos metros antes de la entrada a la plaza de la Verdura, en el número 27 de la calle Mayor se produjeron desprendimientos en una vivienda como consecuencia del temporal, que también han llevado al Ayuntamiento de Calahorra a cortar el paso de vehículos y peatones por esta vía. En este caso, se trata de un inmueble deshabitado en estado de ruina. «No tiene tejado y las vigas han cedido en parte por el peso de la nieve», indicaba Rosa Ortega, quien ayer acudió al inmueble afectado y a la plaza de la Verdura junto al alcalde, Luis Martínez-Portillo; la concejala de Casco Antiguo, Mónica Arceiz, y el arquitecto del Ayuntamiento.

Tras una primera valoración de los daños por parte del técnico municipal se tomó la decisión de ejecutar un derribo de emergencia, porque «ya no tiene sujeción». La demolición, según avanzó la concejala de Urbanismo, se llevará a cabo durante la jornada de hoy lunes. La calle Alforín del casco histórico también registró el desprendimiento de un alerón. «Imagino que surgirán más desperfectos de casas que no se encuentran en buen estado, por la acumulación de la nieve», advertía con preocupación Ortega.

Ante estos incidentes en el casco histórico, el PSOE cargó ayer contra la gestión del equipo de Gobierno en la zona: «La reciente nevada ha puesto nuevamente contra las cuerdas al casco antiguo de Calahorra». Así, los socialistas criticaban en una nota que «mientras Portillo malgasta el dinero en excentricidades y banalidades, como la iluminación de la fachada del Ayuntamiento», la plaza de la Verdura «ha tenido que ser desalojada y acordonada por la Policía Local antes de que alguna persona o vehículo fueran engullidos». Por ello, exigieron a Portillo que «abandone la Alcaldía antes de que sea demasiado tarde».

La nieve provocó otra situación de peligro en la escalinata del final del paseo del Mercadal, donde de madrugada cayeron los pinos de esta zona de paso. Los ejemplares, que presentaban una fuerte inclinación, se habían atirantado después de que el pasado verano hubiese que talar uno de los árboles del conjunto del que se desprendió una rama.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos