Nieto reprocha a la oposición que haga de la comisión del CIBIR una «cuestión estrictamente política»

Nieto, minutos antes de comparecer en el Parlamento. :: díaz uriel
/
Nieto, minutos antes de comparecer en el Parlamento. :: díaz uriel

La oposición acusa al exconsejero de «mentir» porque «el objeto del contrato del parking era beneficiar a empresas y eso es una certeza», afirma la socialista Del Río

CARMEN NEVOT* CNEVOT@DIARIOLARIOJA.COM

logroño. Siete meses después de que compareciera por primera vez en la comisión parlamentaria que investiga la adjudicación de la gestión del parking del CIBIR, el exconsejero de Salud, José Ignacio Nieto, repetía a petición de todos los grupos, salvo el PP, para ratificarse en las declaraciones que hizo en mayo. Entonces aseguró lo mismo, que el mencionado parking formaba parte del proyecto sanitario global del Gobierno de La Rioja al que se dedicaron 300 millones de euros y se optó por sacarlo a concurso para obtener fondos para financiar las inversiones. Y es que la «atención sanitaria tiene un problema -aseguró el extitular de Salud-, que cuesta dinero». En concreto, y teniendo en cuenta que los bancos habían cerrado el grifo de la financiación, el canon que se fijó de 9,4 millones habría servido para minimizar la deuda que habían contraído con la construcción y la dotación del CIBIR. E insistió en que en el contrato con Aparcamientos CIBIR «no hay irregularidades ni ilegalidades, si es buena o mala gestión podemos tener opiniones diferentes».

Con las espadas en alto, la intervención del actual subdirector general de Atención Social Primaria en la comunidad de Madrid discurrió entre un cruce de reproches por las formas y el fondo. Nieto recriminó a la oposición que la comisión «no investiga la gestión del contrato del CIBIR, es una cuestión estrictamente política y estas cuestiones las deciden los ciudadanos cuando van a las urnas». El resto de grupos (PSOE, Ciudadanos y Podemos) censuraron a quien fue consejero en el Gobierno de Pedro Sanz por «los modos» y la «falta de respeto» que, según ellos, mostró con los miembros de la comisión. En concreto, la diputada socialista, Nuria del Río reprobó a Nieto que «se haya reído de las preguntas del señor Martínez Flaño, a mí no me ha contestado ninguna y al señor Cantabrana le habla como si no supiera dónde está».

Negó que quisieran dilatar la comisión de investigación, una acusación que minutos antes vertió sobre la oposición Jesús Ángel Garrido (PP). «Lo que pasa -dijo- es que están muy poco acostumbrados a que la gestión hecha por el Gobierno popular se mire con lupa» y «esta comisión intenta esclarecer algo que está sobradamente demostrado y es que ha sido una pésima gestión, desde el origen hasta que nos toque ver porque cada año le cuesta dinero a las arcas públicas y es algo que está probado». Acusó a Nieto y a los miembros de su Gobierno de mentir, de «intentar engañar y camuflar» unos datos que «conocían y no nos gusta que se nos tome como idiotas». A su juicio, el objetivo final del contrato del CIBIR «era beneficiar a unas determinadas empresas y se mintió desde el origen y eso, señor Nieto, es una certeza».

LAS FRASES Jesús Ángel Garrido PP «Lo que persiguen con esta comisión es dilatarla injustificadamente, estirarla como un chicle» Germán Cantabrana Podemos «Si no cambia nada va a haber que pagar 26 millones de euros por un crédito de 9,4» Nuria del Río PSOE «Están muy poco acostumbrados a que la gestión de un gobierno popular se mire con lupa» Tomás Martínez Flaño Ciudadanos «Este expediente está viciado, contraviene la Ley de Contratos y para este viaje no hacían falta alforjas»

Antes, Del Río preguntó al exconsejero por qué se decidió en el 2013 que la parcela Oeste I sería de pago y no fue así hasta septiembre del 2015. Cuestionó que fuera a petición de las empresas, y aseguró que en la decisión pesó más el hecho de que hubiera unas elecciones «por medio». También puso en tela de juicio que el objeto del contrato del CIBIR fuera obtener financiación como había afirmado Nieto, cuando, de acuerdo con sus datos, en el 2010 el Ejecutivo regional pidió un préstamo de 241 millones de euros.

Germán Cantabrana, diputado de Podemos, dijo sentirse decepcionado «por la falta de concreción y de respeto en muchos casos». Al igual que Del Río, «lamentó las formas» del exconsejero y se reafirmó en que «no hacía falta un aparcamiento de pago porque no ha aportaba nada y, sin embargo, vamos a tener que pagar del erario público» lo que calificó de crédito «disimulado y en diferido», en referencia a la adjudicación de la concesión del mencionado parking a la UTE Aparcamientos CIBIR. Y «si no cambia nada va a haber que pagar 26 millones de euros por un crédito de 9,4» por las cantidades anuales que el Gobierno debe abonar a la sociedad adjudicataria del estacionamiento de acuerdo con la cláusula 24 del contrato, que fijó una compensación económica referenciada sobre una ocupación del 22% que ahora no llega al 4%.

Martínez Flaño, de Ciudadanos, preguntó a Nieto su opinión sobre el cerramiento de la parcela Oeste I para crear un parking gratuito para uso sanitario y este rehusó opinar sobre una actuación que acometió María Martín, su sucesora en el cargo, ya en el Gobierno. En su opinión, este expediente «está viciado» porque «contraviene la Ley de Contratos» y «para este viaje, no habían hecho falta alforjas». Este mismo diputado solicitó, a través de la letrada de la Cámara, ver la factura que emitió el Banco Santander, por el asesoramiento.

El portavoz de los populares, Jesús Ángel Garrido, recordó que el Tribunal de Cuentas dijo que no habían existido irregularidades en la adjudicación del aparcamiento del CIBIR y «no ha sido perjudicial para el erario público. De ahí que acusó a la oposición de «dilatar injustificadamente esta comisión», de «estirarla como un chicle».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos