Murillo se proclama el rey de las fiestas y tradiciones riojanas

Mayte Ciriza, con Juan José Martín, encargado de defender la candidatura de Hormilleja. :: /Juan Marín
Mayte Ciriza, con Juan José Martín, encargado de defender la candidatura de Hormilleja. :: / Juan Marín

La localidad del Leza venció en la gran final de la tercera edición del certamen 'Mi pueblo es el mejor' | Los ganadores se impusieron a Hormilleja, El Rasillo de Cameros, Camprovín y Ventosa en una entretenida y emocionante gala

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

logroño. «Cualquier excusa es buena para una fiesta en Murillo». Con esas palabras se resume el espíritu alegre de la localidad del Leza. Ese que le valió ayer para proclamarse vencedor del certamen 'Mi pueblo es el mejor. Fiestas y tradiciones', impulsado por Diario LA RIOJA.

La decisión final tuvo lugar durante una gala ágil, emocionante y divertida, marcada por el excelente ambiente que se vivió en el Auditorio del Ayuntamiento de Logroño. De hecho, faltaban todavía muchos minutos para el inicio del acto y la sala iba cogiendo calor y color. Los vecinos de los cinco finalistas, Murillo de Río Leza, Camprovín, Ventosa, Hormilleja y El Rasillo de Cameros, fueron llegando y no lo hicieron, ni mucho menos, de manera silenciosa.

Más

Todos buscaron la manera de animar a sus localidades: cánticos, gritos, música, luces de colores, banderas al viento y camisetas variadas. De todo un poco. Se iban a premiar las mejores fiestas y tradiciones de La Rioja y los candidatos tenían que demostrar que en eso de celebrar sacan matrícula de honor.

Carlos Santamaría fue el maestro de ceremonias y José Luis Prusén, director de Diario La RIOJA, el encargado de dar la bienvenida. «Ya ha llegado el gran día y sólo por el hecho de estar aquí, todos sois ganadores», afirmó justo antes de explicar que uno de los principios fundamentales que inspiraron el proyecto de creación del periódico fue que los riojanos se conocieran mejor. «Y así nos querremos un poco más», remató.

A continuación, llegó el turno a la defensa de las candidaturas. Cada municipio tenía cinco minutos para convencer al jurado y rompieron el hielo Berta Pérez y Carlos Quintana, de Murillo. Ella vestida con colores festivos y él, con el uniforme de romano, hicieron un recorrido por todos los momentos festivos que vive el pueblo a lo largo del año. No faltaron referencias a procesiones como la de Los Piojosos o la de San Gregorio, a Las Campanillas o las fiestas de la Virgen del Cortijo, entre otras, ni la entonación de la coplilla 'La Charramandina'.

Después de los murillenses tomaron la palabra Arturo Villar, Sol Barrientos (la encina centenaria) y Joao Vicente (el ermitaño) de Camprovín. Los tres narraron una historia en la que hicieron un completo resumen de las tradiciones del municipio. Sus vecinos acompañaban cada una de ellas con un sonoro «¡bien!» y para acabar todos juntos cantaron con fuerza el «Camprovín, Camprovín, Camprovín te quiero».

Junto a Begotxu Armas y Jesús García, encargados de defender la candidatura de Ventosa, subieron al escenario 28 niños. Juntos configuraron una interesante presentación en verso en la que destacaron las palabras a iniciativas como el Mercado del Trato y, sobre todo, al carácter afable de las gentes del lugar. No en vano, tal y como concluyeron «Ventosa es un pueblo de acogida».

Juan José García Martín aprovechó su intervención, custodiado por la cabeza de San Gregorio, para destacar la diversidad de Hormilleja e invitar a los presentes a degustar «el mejor clarete del mundo, las mejores guindillas de Europa y los caracoles más ricos de España». Las Profecías y Los Pasos, la Media Legua o La Luminaria son otras de las fechas atractivas en el calendario festivo de una localidad que «sabe proteger, potenciar y disfrutar» sus tradiciones.

Por último, Urbano Espinosa acudió a los sabios consejos del olmo de 400 años de El Rasillo para describir los valores del municipio. Dos son los objetivos principales del enclave camerano, en lo que se refiere a sus fiestas y tradiciones: conservarlas y renovarlas. Como muestra están las fiestas de San Mamés, la noche de los Reyes Magos, la de Las Velas o el certamen de cortos.

Con la intervención de Espinosa se puso punto final a las defensas de candidaturas y le llegó el turno de deliberar al jurado. Miguel Aizpún Pozán (el presidente), José Fermín Hernández Lázaro, Mayte Ciriza Sánchez, Isabel Martínez Ramos y Luis Sáez Angulo fueron los encargados de tomar la decisión. Mientras lo hacían, el público se entretuvo con la actuación del mago 'Iceman', quien además de sorprender, provocó muchas sonrisas entre los presentes.

Finalizada la magia, tocó resolver la incógnita. Enrique Medrano, secretario del jurado, tomó la palabra y nombró a Murillo como ganador ante la alegría y alboroto de sus vecinos. El resto de los candidatos, como buenos competidores, aplaudieron la decisión y se fueron a sus casas con el orgullo de haber podido mostrar un pedazo de sus pueblos a La Rioja. Porque, vengan de donde vengan, las fiestas y tradiciones riojanas son las mejores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos