El joven que agredió al vigilante del San Pedro tendrá que pagarle 480 euros y unas gafas

El condenado, ayer durante el acto del juicio. :: j.m./
El condenado, ayer durante el acto del juicio. :: j.m.

El condenado, que reconoció los hechos, aceptó la condena mínima y deberá abonar además 240 euros de multa

L.J.R.

logroño. Pasadas las 11.30 horas de ayer el juez titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño pedía la presencia en la sala de J.J.J. Junto a la puerta del juzgado, en la sala de espera, había preferido refugiarse su víctima, el vigilante de seguridad del hospital San Pedro de Logroño que fue violentamente agredido el pasado jueves en el vestíbulo principal del edificio de hospitalización.

Aún «con dolor en los ojos» pero sin la inflamación que desfiguró su rostro y de la que dan fe las imágenes que aún conserva en su teléfono móvil, se mostraba especialmente nervioso antes de entrar en la sala de vistas. Seguía sin entender, explicaba, la reacción de su agresor, el primer incidente de este tipo que ha sufrido tras ocho años de servicio en el hospital San Pedro. «Cuando están ingresados en Psiquiatría siempre hay problemas. Se ponen especialmente violentos y hay que reducirles cuando así lo solicitan los profesionales sanitarios. También nos llevamos golpes, pero es parte del trabajo», explicaba sobre la intervención que realizó, junto a otro compañero, para reducir al agresor mientras estaba ingresado en el San Pedro. Días después, tras recibir el alta hospitalaria, se quiso vengar, denunciaron la semana pasada los sindicatos.

Condena mínima

Esta mañana (11 horas) se celebra en el San Pedro una concentración en repulsa por la agresión

La vista fue rápida. Más lento, en los pasillos, fue el proceso de convicción del ya condenado de que el acuerdo era la mejor solución. Más aún cuando en sede policial había reconocido los hechos. La agresión fue tipificada como un delito leve de lesiones de menor gravedad -la víctima únicamente requirió una asistencia médica y no fue preciso un tratamiento médico o quirúrgico posterior- y las partes pactaron la menor de las condenas posibles.

Así, J.J.J. aceptó una condena de un mes de multa a razón de 8 euros diarios (240 euros en total), el pago de una indemnización a la víctima de 480 euros por los daños causados y hacer frente a la reposición de las gafas del agredido que rompió tras golpearle en el rostro. De igual manera, tendrá que abonar al Seris el coste de la asistencia médica que requirió la víctima por la agresión.

Tras la solución judicial del caso, esta mañana, a las 11 horas, está convocada una concentración frente al acceso principal del Hospital San Pedro en repulsa de la agresión sufrida por el vigilante y durante la que sus compañeros leerán un comunicado de condena. En todo caso, la concentración también servirá para apoyar a todo el colectivo de profesionales de la sanidad pública riojana que ha sufrido varios episodios de agresiones físicas y verbales en los últimos meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos