«Mohamed Said era uno de los mayores impulsores de la doctrina wahabita salafista en España»

«Mohamed Said era uno de los mayores impulsores de la doctrina wahabita salafista en España»

L.J.R. LOGROÑO.

El Delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, compareció ayer ante los medios de comunicación para incidir en algunos de los motivos que han llevado a la secretaría de Estado de Seguridad a ordenar la expulsión de España de Alaa Mohamed Said, antiguo imam de las mezquitas de Villegas y, más recientemente, de la de la calle Somosierra de Logroño.

Apuntó Bretón que el clérigo era «un ferviente defensor de los postulados islamistas que promueven la no integración de los musulmanes en la sociedad de acogida y criticaba abiertamente los valores democráticos occidentales alegando que son una mala fuente de formación e influencia para los jóvenes».

«Criticaba abiertamente los valores democráticos occidentales alegando que son una mala influencia» Alberto Bretón Delegado del Gobierno

El delegado circunscribió este discurso integrista en la corriente 'Despertar Islámico' de la escuela Hanbalí e identificó al imam como «uno de los mayores impulsores de la doctrina wahabita salafista en territorio nacional». Tanto que, sostuvo, «tenía la pretensión de establecer en España un islam regido solamente por la ley islámica, por la sharia». Todo lo anterior, dijo Bretón, convertía al religioso egipcio en «una amenaza real y actual para la seguridad nacional».

Su capacidad de influencia, además, era amplia. No solo en las comunidades en la que ha trabajado como imam, sino en el conjunto del Estado. «Desde el 2008 es presidente de la Unión Islámica de Imames y Guías de España, lo que le posibilitaba ejercer sobre ellos un posicionamiento predominante» que aprovechaba «para expandir el salafismo wahabita», dijo Bretón, que también aludió a su vasta red de contactos, en España y el Golfo Pérsico, con miembros de los Hermanos Musulmanes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos