Misión ¿imposible?: reducir el desperdicio de alimentos

Las estanterías del Banco de Alimentos, preparadas para la "gran recogida" de dentro de unos días/Miguel Herreros
Las estanterías del Banco de Alimentos, preparadas para la "gran recogida" de dentro de unos días / Miguel Herreros

El Banco de Alimentos, que ha repartido en medio año más de 730.000 kilos de comida en La Rioja, lamenta que los europeos seguimos tirando comida perfectamente válida

LA RIOJALogroño

El vicepresidente del Banco de Alimentos, Juan Carlos Fernández, ha alertado hoy de que no se ha "logrado" reducir el desperdicio de alimentos, al tiempo que ha señalado que lo que se desperdicia daría para alimentar cuatro veces a la población europea.

Fernández, junto con el presidente del Banco de Alimentos, Jose Manuel Pascual, ha mantenido un encuentro con el consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar, en el que le han presentado un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, en coordinación con la Federación Española de Alimentos.

En el mismo, ha relatado Fernández, se indica que "no se ha logrado, después de diez años de aplicar medidas, tanto a nivel europeo, como estatal y autonómico, reducir significativamente el desperdicio" de alimentos.

Ha explicado que cuando se habla de desperdicio se refiere al "producto plenamente admisible para su consumo, pero no tiene recepción en el mercado".

Es, ha dicho, "esa naranja que se queda en el árbol porque el mercado no la recibe porque no es bonita" y que hace que, además, mientras se deja en el árbol se importe otra con el consiguiente gasto medioambiental. "Eso es lo que tenemos que intentar evitar", ha dicho.

"Tenemos que domesticar nuestros hábitos, primero en casa; en segundo lugar en la industria y en tercer lugar en la distribución", ha indicado al tiempo que ha señalado que "prácticamente el cuarenta por ciento de los desperdicios alimentarios se producen en casa", por lo que, ha añadido: "Tenemos que comprar mejor".

Fraude cero

Escobar ha relatado que se trataba de una reunión de "coordinación" con el Banco de Alimentos de cara a conseguir "el desperdicio cero", o lo que es lo mismo, "el aprovechamiento total" de la comida.

Ambas entidades firmaron, en julio, un convenio perseguía avanzar, por un lado, en el cumplimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que considera la alimentación como un derecho humano universal, y, por otro, en uno de los objetivos prioritarios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO): la reducción de la pérdida y mejor aprovechamiento de los alimentos.

También ha destacado la necesidad de vigilar que "el receptor" del Banco de Alimentos haya sido detectado a través de los Servicios Sociales; y ha hecho un llamamiento a la población a participar en la próxima gran recogida.

En este sentido, el presidente del Banco de Alimentos ha asegurado que "el fraude es mínimo, pero tiene un efecto escandaloso" para la labor de la entidad. "Está muy controlado, pero vamos a luchar para que sea cero", ha dicho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos