El Ministerio de Agricultura sitúa La Rioja a la cola del consumo nacional de fruta y verdura

El Ministerio de Agricultura sitúa La Rioja a la cola del consumo nacional de fruta y verduraGráfico

La región, con la menor cantidad de alimentos per cápita, 545,74 kilos al año, 116,8 menos que en el conjunto del país, sí supera la media en pan y bollería y pescado

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

Si la manida frase «Somos lo que comemos», atribuida al filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach, tiene algo de cierto, los riojanos tienen un problema si no se equivocan las encuestas.

El consumo de frutas, verduras y hortalizas no ha dejado de descender y La Rioja es ya la comunidad con menos kilos por persona y año de estos productos imprescindibles en todo modelo de dieta sana. Así lo señala el estudio 'El gasto en alimentos básicos 2017' que acaba de hacer público EAE Business School y que ha elaborado con datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente correspondientes al periodo 2011-2016.

Más

En dicho informe, la región queda a la cola nacional del consumo de frutas, verduras y hortalizas con una media de 163 kilos por persona y año, 42,2 por debajo de la media nacional y lejísimos de las tasas de las comunidades cercanas -Aragón (245), País Vasco (228) y Navarra (227)-. De hecho, el consumo riojano de este tipo de productos se ha desplomado el 30,6% en el tramo temporal estudiado, de los 235 kilos per cápita del 2011 a los mencionados 163 del 2016 (último dato disponible) pasando por el techo de 273 del 2013.

El estudio de EAE Business School también analiza los consumos nacionales de otros alimentos básicos, como la leche o el pan. En el consumo lácteo, los riojanos ocupan el octavo puesto con 72 litros por persona y año, ligeramente por debajo de la media nacional, fijada en 74. La cifra media riojana en leche también se ha reducido paulatinamente en los últimos seis años y lejos quedan ya los 89 litros del 2011 y sobre todo los 97 del 2013. Sí supera la región el consumo medio en el capítulo del pan al que añade la bollería, con 41 kilos per cápita, medio kilo más que el conjunto de los españoles, pero también en descenso, aunque no tan agudizado: excepto los 48 kilos del 2012, en el resto del periodo analizado siempre se han rondado los 52 kilos e incluso en el 2013 se alcanzaron los 64 kilos por persona y año.

El gasto por persona y año en la comunidad, tras bajar 441 euros en solo tres años, se fija en 1.370 euros, 158 por debajo de la media

La base de datos de Consumo de Hogares del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente permite realizar el mismo ejercicio con los otros grandes grupos de productos básicos de la cesta de la compra. En carne, cuyo gasto también se ha ido reduciendo paulatinamente -10 kilos menos por persona y año entre el 2011 y el 2016, el consumo per cápita riojano se asemeja al medio nacional -48,4 y 50,1 kilos, respectivamente-.

Sí se mantiene en la región el consumo de pescado, que con 28,29 kilos por persona y año (eran 27, 08 en el 2011, 29,35 en el 2013 y 30,18 en el 2014) es el cuarto más alto del país, donde la media per cápita se fija en 25,5 kilos.

También ha descendido paulatinamente el consumo de huevos entre los riojanos, de las 150,93 unidades por persona y año del 2011 (169,75 en el 2013) a las 135,76 del 2016, para acercarse a una media nacional que apenas ha variado en el periodo hasta las actuales 136,58 unidades per cápita.

La encuesta del Ministerio, que tiene en cuenta la compra de alimentos en todo tipo de comercios y superficies, incluida la venta a domicilio y a través de Internet, y el autoconsumo , también desglosa el consumo y el gasto total en alimentos por comunidades, dos capítulos en los que la comunidad riojana ha visto mermar sus cifras desde hace años, especialmente en los tres últimos ejercicios sometidos al estudio. En cuanto al consumo, los riojanos cayeron a la última plaza en el 2016 con 545,74 kilos por persona y año frente a los 662,55 del conjunto del país, donde, por ejemplo, asturianos y baleares superan los 700 kilos per cápita, registros que también rebasó nuestra región en el 2013 (736,96 kilos) y en el 2014 (710,2).

El desplome del peso en la cesta de la compra se ha reducido también en el dinero destinado a nuestra mesa 1.370,74 euros por persona y año (la decimosegunda cifra más baja del país) frente a los 1.528,45 nacionales, cuando en el 2013, con 1.811,01 rebasaba a la inversión media en 292 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos