La mejor defensa contra el fuego

Ejercicio de la UME (izquierda). Trabajos de reconocimiento en la Sierra de Alcarama durante estos días (derecha). :: ume/
Ejercicio de la UME (izquierda). Trabajos de reconocimiento en la Sierra de Alcarama durante estos días (derecha). :: ume

La Unidad Militar de Emergencias realiza ejercicios en la Sierra de Alcarama para actuar en caso de incendio | Desde el martes y hasta el jueves trabaja en la comarca de Cervera un pelotón de dieciséis militares de la UME llegado desde su base en Zaragoza

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZCervera

Dentro del programa de instrucción de la Unidad Militar de Emergencia (UME), en plena campaña de lucha contra incendios forestales, se realizan patrullas de reconocimiento por las distintas comunidades. Estos días ha acudido a Cervera un pelotón con dieciséis militares con tres autobombas, un camión parque, un vehículo de comunicaciones y otro ligero. Pertenecen al cuarto batallón, con sede en Zaragoza.

Su misión: reconocer el terreno para una posible intervención, algo que llevan a cabo en colaboración con los agentes de Medio Natural de La Rioja. Documentan áreas de apoyo, lugares donde tomar agua para la extinción del fuego, posibles cortafuegos y caminos.

Todo ello se refleja en un informe al que poder recurrir en caso de tener que actuar en la zona, explica el capitán Jesús Garrido Andrés.

Se han desplazado con tres autobombas, un camión parque, un vehículo ligero y otro de comunicaciones

La Sierra de Alcarama es uno de los lugares con más peligro si se produce un incendio forestal

Llegaron el martes y permanecerán tres días (hoy terminan). Han estado también en el polideportivo de Cervera. Es otro de sus cometidos, conocer los pabellones de los pueblos (medios, capacidad y posibilidades) para que en caso de necesidad puedan albergar a los varios cientos de militares que se desplazan a los incendios y utilizarse como apoyo logístico.

En comunicación con Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, la UME considera que la Sierra de Alcarama, en la comarca del Alhama-Linares, podría ser uno de los espacios más peligrosos en nuestra región si se produce un incendio forestal. Cada año se eligen distintas zonas para realizar estas maniobras y dentro de dos semanas acudirán a Álava.

La UME se divide en cinco batallones, el de Zaragoza (cuarto) cuenta con unos quinientos efectivos y tiene como área de responsabilidad País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña, indica Garrido.

En cada temporada se analiza el riesgo más probable y del 15 de junio al 15 de septiembre está configurada la unidad para intervenir en incendios forestales. En caso de necesitar sus servicios están capacitados para ir a cualquier punto.

La primera intervención en un fuego corre a cargo de cada comunidad autónoma. Al principio con medios locales, si es necesario con refuerzos de las regiones limítrofes y en un nivel 2 piden apoyo al Estado cuya herramienta es la UME.

«Si hay más de treinta grados de temperatura, menos del 30% de humedad y viento que supera los treinta kilómetros por hora, el riesgo es muy alto», dice Garrido, antes de añadir que «los medios cada vez están mejor en las comunidades autónomas y actúan con bastante rapidez».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos