Medio Ambiente cierra hoy, con un mes de anticipo, la temporada truchera por la sequía

Un pescador lanza su caña en el tramo de un río riojano, el pasado 2 de abril, primer día hábil de la temporada truchera del 2017. :: Díaz uriel/
Un pescador lanza su caña en el tramo de un río riojano, el pasado 2 de abril, primer día hábil de la temporada truchera del 2017. :: Díaz uriel

La Consejería decide mantener los permisos, hasta el 15 de agosto, en los cotos de Viniegras, Viguera, Villanueva y los tres embalses de la CHE

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

Obligados a colgar la caña por la sequía. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha decretado el adelanto, de forma generalizada, del cierre de la temporada de pesca de trucha en La Rioja ante la elevada vulnerabilidad de las poblaciones trucheras provocada por el «anormal estado en que se encuentran los ríos».

La resolución, publicada hoy en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR) supone el cierre -a partir de mañana ya no se podrá pescar- de una temporada truchera que debía concluir el próximo 15 de agosto. De hecho, así ocurrirá en los tres embalses gestionados por la Confederación Hidrográfica del Ebro -Mansilla y González Lacasa, ambos libres, y Pajares, acotado- y en los cotos que reciben aportaciones de esos pantanos: el de las Viniegras, en el Najerilla; y en los de Villanueva y Viguera, en el Iregua.

En el resto de cotos trucheros de la región -Anguciana, Anguiano, Brieva, Lumbreras, Neila, Peroblasco, San Asensio, Tormantos y Urbión- la temporada iniciada el pasado 2 de abril se da por cerrada y ya no será posible lanzar el sedal a partir de mañana.

La difícil situación que soportan desde hace meses los tramos fluviales trucheros riojanos ya había provocado el cierre del coto de Peroblasco el 24 de mayo debido a la escasez de caudal, una decisión que ahora se extiende a los tramos de otras ocho zonas acotadas. «La ausencia de precipitaciones y las altas temperaturas ambientales han provocado un notable aumento en la temperatura del agua y unos caudales circulantes muy inferiores a lo normal en esta época del año en todos los ríos, ya que solo los tramos regulados por embalses mantienen niveles adecuados en ciertos tramos», resalta la Consejería en su resolución, a la que suma un problema añadido: «Desde hace más de un año apenas ha habido crecidas que limpien los ríos». El resultado, según los técnicos, es «un incremento de las áreas de sedimentación de materia orgánica, un crecimiento excesivo de vegetación acuática en los cursos bajos, un aumento de la demanda biológica de oxígeno para descomponer la materia orgánica, y en general una mayor vulnerabilidad para las poblaciones de peces que se ven privados de refugio y de condiciones adecuadas de habitabilidad, y que está provocando situaciones de sobredepredación, de posible furtivismo, de brotes locales de mortalidad asociada a altas temperaturas y proliferación de patógenos habituales en situaciones de estrés».

La resolución también contempla las contrapartidas económicas a los afectados y desde la dirección General de Medio Natural se garantiza que estos serán compensados con el reembolso del coste abonado o mediante el canje por permisos de la temporada de pesca del próximo año.

La decisión no fue bien encajada por representantes de la Federación Riojana de Pesca y de asociaciones de pescadores, que avisan de que los caudales son mayores ahora que en abril. Fuentes de la Consejería consultadas por Diario LA RIOJA recordaron ayer que «no son comparables los caudales de abril, con aguas frías, con los de julio, porque ahora, incluso aunque fueran los mismos, se suman las altas temperaturas, que son limitantes para los requerimientos propios de la trucha y que, además, hacen proliferar la vegetación subacuática y la consiguiente demanda de oxígeno una vez esta vegetación muere y se descompone».

Finalmente, tras recordar que la temporada de pesca comienza administrativamente en diciembre, fechas en las que no se puede prever los caudales que se van a manejar en julio, Medio Ambiente, tras destacar que Cantabria también ha anticipado el cierre, asevera que «se ha tomado la decisión cuando se ha considerado totalmente necesaria».

Más

Fotos

Vídeos