Mayor Zaragoza apela en Logroño a la movilización para liberar a la humanidad del miedo

Mayor Zaragoza, hoy en Logroño

El ex director general de la UNESCO y presidente de la Fundación para una Cultura de Paz ha sido investido doctor honoris por la UR

LA RIOJA

El ex director general de la UNESCO y presidente de la Fundación para una Cultura de Paz, Federico Mayor Zaragoza, ha apelado hoy a una gran movilización social, de la comunidad científica, universitaria, artística o juvenil, para, desde la educación, «liberar a la humanidad del miedo», ha resumido EFE.

Más información

Mayor Zaragoza ha realizado estas afirmaciones en una rueda informativa en la Universidad de La Rioja (UR), antes de ser investido doctor honoris causa por esta institución académica riojana, donde también se ha mostrado defensor de la expresión y la participación porque es «la base de la democracia, no el silencio».

Ha precisado que el pasado 8 de marzo -Día Internacional de la Mujer- «ha sido una buena demostración de que las mujeres son capaces de movilizarse y alzar la voz».

«En Washington (Estados Unidos) -ha añadido- un millón de mujeres se movilizaron (ese día) contra el señor Trump y, recientemente, los jóvenes, que les cuesta tanto movilizarse pacíficamente, también en Norteamérica, han alzado la voz contra la asociación del rifle«.

Según Mayor Zaragoza, «en los últimos dos meses ya hay movilizaciones tal y como tienen que ser, serenas, pero que pongan los puntos sobre las íes».

En este contexto, ha indicado que educación es «ser libre y responsable, una maravilla de definición que dio la UNESCO«, y ha abogado por no confundir educación con capacitación.

«Educación -ha precisado- es dirigir la propia vida, ser un ciudadano del mundo, que sabe cuáles son los problemas, que en determinados momentos hay que levantar la voz, que hay que movilizarse y ser rebelde», que es lo que establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Mayor Zaragoza ha vinculado su llamamiento a la gran movilización con lo establecido en esta Declaración, en cuyo preámbulo se dice que los Derechos Humanos son para «liberar a la humanidad del miedo» porque «siempre hemos estado muy aislados, hemos sido obedientes, nos hemos callado, entre otras cosas, porque no podíamos expresarnos».

«Ahora, gracias a la tecnología digital -ha recalcado- ya podemos decir lo que nos parece y no es necesario que seamos silenciosos y obedientes», pero desde la educación, que «implica ser libres y responsables».

Mayor Zaragoza, quien fue director general de la UNESCO entre 1987 y 1999, ha recalcado que en esta Declaración también se dice que «si no se pudieran ejercer plenamente los Derechos Humanos, podrían verse compedidos a la rebelión».

Ello significa, ha recalcado, que «la sociedad no puede estar siempre pasiva, aguantando, como espectadora que no tiene que intervenir» y, por lo tanto, ante un sistema mercantil, «al que estamos acostumbrados», la sociedad tiene que darse cuenta que «ser educados es ser libres y ser responsables».

Para él, «actualmente, ser responsables es movilizarse y lo que se tiene que hacer para movilizarse es tener una dirección en esta movilización para que se encaucen bien y se puedan hacer las cosas que uno pretende» y la sociedad, con esa base, tiene que estar al frente de «esta gran movilización».

Mayor Zaragoza, quien antes de ser investido ha firmado en el libro de oro de la UR, ha dicho que la universidad es «una piedra angular» para cambiar «muchas cosas a tiempo», antes de que «sea demasiado tarde».

Ha precisado que el momento actual es «crucial y lleno de esperanza» porque, con esa base de la libertad, «por primera vez en la historia, podemos expresarnos y podemos participar», ya que es «la base de la democracia y no el silencio».

También se ha referido a grandes retos y desafíos en el mundo, como afrontar la pobreza, ante los que las universidades, ha subrayado, son «absolutamente cruciales».

Ha explicado que no suele aceptar distinciones como la que le ha ofrecido la UR, pero ha recalcado que lo ha hecho porque la institución académica riojana ha obtenido la calificación de «excelencia» y está «en el camino correcto» en su proyección.

La UR, ha precisado, «forma parte de estas instituciones que necesitamos para que nuestros sueños puedan llevarse a la práctica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos