Una matrona riojana pierde a su bebé tras decidir dar a luz en casa

Un bebé recibe los cuidados de una profesional en la Unidad de Neonatología del Hospital de Cruces, en una imagen de archivo. :: F. Gómez/E.C./
Un bebé recibe los cuidados de una profesional en la Unidad de Neonatología del Hospital de Cruces, en una imagen de archivo. :: F. Gómez/E.C.

El parto se complicó y madre e hijo tuvieron que ser conducidos al Hospital de Cruces de Vizcaya, en donde los médicos nada pudieron hacer para salvar la vida del pequeño

L.J.R. LOGROÑO.

Un bebé riojano ha fallecido esta semana en el Hospital de Cruces (Vizcaya) después de que su madre, que es matrona, tomara la decisión de dar a luz en casa y el parto se complicara, según informa el Diario EL CORREO.

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes. Según han confirmado a este periódico fuentes de la Consejería de Salud, hasta el servicio de Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño acudió una madre junto a su bebé recién nacido explicando que durante el parto doméstico habían surgido diferentes complicaciones.

Los médicos del servicio de Urgencias del centro riojano atendieron al bebé hasta que consiguieron estabilizarlo, si bien ante la delicada situación en que se encontraba tomaron la decisión de trasladarle al hospital vizcaíno de Cruces, preparado para atender situaciones complejas y dotado con una avanzada unidad de Neonatología.

Los médicos optaron por una terapia de hipotermia, que reduce la temperatura corporal, pero no fue efectiva

Una vez en el centro vizcaíno, y ante la delicada situación en que se encontraba el bebé, los responsables médicos decidieron someterlo a una terapia de hipotermia programada, una intervención que se practica en contados hospitales del país. El tratamiento consiste en bajar la temperatura del recién nacido hasta los 33,5 grados centígrados durante un periodo de 72 horas. Posteriormente, el proceso se completa elevando la temperatura corporal hasta los 36,5 grados.

El objetivo de esta técnica permite reducir tanto la mortalidad como una discapacidad mayor en los bebés que sobreviven a un episodio de falta de oxígeno.

Todos los intentos realizados por los médicos fueron infructuosos y no pudieron salvar la vida del bebé riojano, cuyo fallecimiento es el único dato confirmado desde el centro hospitalario vizcaíno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos