El máster de Cifuentes, visto desde la UR

Imagen de la puerta de acceso al edificio Quintiliano de la Universidad de La Rioja./Justo Rodriguez
Imagen de la puerta de acceso al edificio Quintiliano de la Universidad de La Rioja. / Justo Rodriguez

Para el rector, no sería imposible falsificar un título en la UR, pero se detectaría al minuto | En la Universidad de La Rioja, desde el primer momento en el que un alumno solicita la admisión en el campus hay un rastro digital

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

La presunta falsificación del título de máster de Cristina Cifuentes, irregularidad a la que ayer se sumó la denuncia presentada por un sindicato policial contra el mismo campus por el grado en Criminología que 200 policías obtuvieron en un tiempo récord, ha puesto en entredicho la imagen de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y ha llevado a la opinión pública a plantearse con qué mecanismos cuentan los campus para que no se reproduzcan este tipo de actuaciones que ya están en manos de la Fiscalía.

En esta región, según el rector de la Universidad de La Rioja (UR), Julio Rubio, la posibilidad de que se produzca un hecho similar, aunque difícil, no es imposible, pero sí «se detectaría al minuto». «Lo que sí sería imposible es que no quedara traza en ningún sitio de las manipulaciones que se hayan podido realizar», apunta.

«Todo es tan público y tan transparente que es casi imposible que pueda darse» Julio Rubio Rector de la UR

En el único campus público de la región, «todo es tan público y tan transparente, que es casi imposible que pueda darse, pero si se produce es porque alguien va contra la ley», abunda. No obstante, llama a la calma, «que la gente esté tranquila -sostiene- porque todos los títulos están perfectamente validados».

Como universitario, no como rector, Rubio hace una reflexión retirando el foco de atención de los apellidos del personaje ahora en cuestión y del hecho de que esté en juego la continuidad de la presidenta de una comunidad. Cree que hay que retrotraerse hasta el momento de la crisis económica y las restricciones financieras que empezaron a sufrir las universidades públicas. En esa misma época comenzaron a aparecer algunas universidades privadas con un estilo agresivo de captación de alumnos y, en cierta forma, «las públicas, que se descapitalizaban, se contagiaron de ese tipo de captación muy agresiva, con títulos sacados rápidamente, con nombres específicos».

«Los profesores son en general responsables, aunque haya casos aislados» José María Vázquez Rector de la UNIR

Para el director de la Escuela de Máster y Doctorado de la Universidad de La Rioja (EMYDUR), Héctor Busto, el tamaño del campus público de La Rioja juega en este caso a su favor. Al ser una universidad pequeña el proceso es homogéneo en todos los máster porque está completamente centralizado, es decir, «todos los procedimientos de gestión están en un único centro y un único servicio de manera homogénea para todos los títulos». Además, desde el primer momento en el que un alumno solicita la admisión ya hay un rastro digital. Los candidatos se remiten a los directores de los máster correspondientes para que evalúen si tienen el perfil adecuado y «desde ese momento ya hay un rastro digital».

A esto se suma que los sistemas de evaluación de todas las asignaturas y de todos los máster están publicados en la web, antes incluso de que el alumno se matricule, con lo cual «ya sabe, en un documento público, cómo le van a evaluar, si es trabajo, si son técnicas de observación y si tiene que haber una presencialidad, que no tiene por qué ser en todos los máster». También saben cuándo tienen que defender su Trabajo de Fin de Máster (TFM), no sólo cada uno el suyo, sino el del resto de estudiantes y «qué tribunal tiene cada uno». Además, en el servicio de posgrado se dispone de todos los TFM en versión digital.

«En la UR nunca se ha cambiado una nota un año o dos después» Héctor Busto Director de Máster y Doctorado UR

¿Podría existir un cambio de notas? Sí, «pero no por un simple email», apunta. Si, por ejemplo, «quiero cambiarla porque he puesto un 5,7, en lugar de un 7,5, tengo que ir al servicio correspondiente, firmar una diligencia en el propio acta diciendo por qué se ha cambiado, y lo que te puedo asegurar es que en la UR nunca ha ocurrido un año o dos después. Esto puede ocurrir a los días, como mucho a las semanas». A todo este proceso se añade la vigilancia de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA).

Para José María Vázquez, rector de la UNIR, «no existe un mecanismo que impida que se produzca» aunque también aquí quedaría constancia digital de lo ocurrido. Que se produzca o no dependerá «del claustro del profesorado de cada título». Pero en general, los profesores universitarios en España «son profesionales responsables, que no se prestan a hacer este tipo de cosas, aunque haya actuaciones aisladas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos