Los ganaderos riojanos critican la entrada de corderos de la UE

Corderos en una granja riojana en una imagen de archivo./Sonia Tercero
Corderos en una granja riojana en una imagen de archivo. / Sonia Tercero

Los productores lamentan que, pese a que este año se ha reducido la oferta, no están recibiendo mejores precios por la competencia de la carne importada

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGOLogroño

Las mesas de los hogares riojanos han servido de forma tradicional carne de cordero en las celebraciones familiares navideñas. Sin embargo, los productores de este manjar aseguran que esta costumbre va en retroceso. «Se está perdiendo la cultura de comer cordero», sostiene el presidente de la Asociación Riojana de Ganado Ovino Selecto de Raza Chamarita (Arocha), Jorge Hernández, quien lo achaca a que «los jóvenes prefieren otras carnes».

Así que, si bien la Navidad debería tratarse de una época fuerte para la venta del cordero, los ganaderos aseguran que «la demanda se mantiene en los mismos niveles del pasado año», según certifica el presidente de la Asociación Riojana de Ovino y Caprino (Arovi), Miguel Ángel Fernández. «No repunta porque traen mucho cordero de fuera, en especial de Francia», lamenta Hernández. «El consumidor no aprecia la calidad, sino que mira el precio. El cordero comunitario es más barato, pero nosotros no podemos producir a esos precios», completa Fernández.

Sostienen que en el 2017 la demanda del producto nacional no ha aumentado, aunque no ha llegado al mercado mucho cordero local por efecto de la sequía. «No hubo buena paridera», expone el máximo responsable de Arocha. Pese a la menor oferta, se quejan de que esto no se haya traducido en un incremento de los precios que les abonan los carniceros o distribuidores por sus animales. «A nosotros nos pagan entre 60 y 65 euros por pieza y luego en las carnicerías les pueden llegar hasta a doblar el precio», apunta el representante de Arovi.

Fernández critica que el importe que perciben por su producto «es el mismo que hace 30 años y los costes de producción han crecido», en especial en este ejercicio en el que ha habido que echarle más a este ganado ante la falta de pastos por la ausencia de precipitaciones. «Y a partir de enero aún nos los pagarán más baratos porque bajará la demanda», señala.

En cambio, el propietario de Carnicería Hermanos Iturriaga Ayala, en la plaza de abastos de Logroño, Alfredo Iturriaga, afirma que en los dos días previos a Nochebuena «se despachó cordero como no ocurría hace mucho tiempo». «La primera mitad del 2017 resultó floja para la venta de esta carne, pero la segunda mitad ha ido mejor», indica. Esta circunstancia la atribuye a la campaña de promoción del cordero nacional que ha desarrollado la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (Interovic) durante los meses de noviembre y diciembre. Agrega además que estas navidades el valor del cordero lechal se ha reducido 2 euros, situándose la pieza entera en 98 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos