Marisa Sánchez y Ovidia de Francisco, dos riojanas con la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo

Marisa Sánchez./
Marisa Sánchez.

L.J.R.

logroño. Dos nombres propios, el de Ovidia de Francisco y el de Marisa Sánchez, a modo de reconocimiento global a todas las mujeres trabajadoras de La Rioja. Ellas son, a día de hoy, las dos únicas mujeres a las que el Gobierno central ha reconocido su trayectoria profesional con la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

Primero, en el 2007, fue la cocinera de Ezcaray, heredera de los fundadores del Hotel Restaurante Echaurren de Ezcaray, convertido hoy en meca gastronómica. Pocos meses después, ya en el 2008, la recibió la reportera riojana Ovidia de Francisco, con una trayectoria vital y profesional marcada por la tragedia y la superación: «Un ejemplo de esfuerzo, trabajo, profesionalidad y discreción, como mujer pionera metida en un oficio 'de hombres'», reconocían desde el Ministerio de Trabajo durante su concesión.

Pareja es la trayectoria de Marisa García, que con 15 años se puso al frente del negocio familiar en Ezcaray para, desde 1982, empezar a recibir galardones, entre ellos el Premio Nacional al mejor restaurante de hostal y el Premio Nacional de Gastronomía como mejor jefe de Cocina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos