«Mariano, estás mejor al natural»

El presidente, con responsables de Frutas Pedro. :: j. rodríguez/
El presidente, con responsables de Frutas Pedro. :: j. rodríguez

Rajoy paseó por el centro de Logroño y paró en la plaza de abastos y en la mítica calle Laurel

P. HIDALGO LOGROÑO.

Tras inaugurar el Polígono de Experiencias para Fuerzas Especiales de la Guardia Civil (PEFE) en Logroño, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visitó el corazón de capital riojana, donde realizó sendas paradas en la plaza de abastos y en la emblemática calle Laurel.

Durante la primera de ellas, Rajoy se interesó por los productos de la huerta riojana, especialmente por el espárrago que está en temporada. El jefe del Ejecutivo central recorrió varios puestos junto al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, que hizo de guía; la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra; la presidenta del Parlamento riojano, Ana Lourdes González; y el delegado del Gobierno, Alberto Bretón, además de otros muchos cargos populares.

Durante la parada en Frutas Pedro, Rajoy dio muestra de su interés por los productos de la huerta y la gastronomía riojana. «Esto son caparrones», le indicó Ceniceros señalándole una de las más apreciadas legumbres de La Rioja.

Curiosamente, el último en abandonar Frutas Pedro fue el ministro del Interior. Y es que Zoido se encontró en esta popular frutería de Logroño con unos antiguos vecinos de urbanización en el barrio sevillano de Nervión. «Vivíamos en el mismo edificio y sus hijos bajaban a jugar a la piscina, donde solía estar yo con mi hijo mayor», evocó Pedro González, que fue jugador del Sevilla Fútbol Club y ahora atiende en el popular negocio familiar logroñés.

Los chavales admiraban a su vecino futbolista y tenían una foto con él. Ayer, al encontrarse de nuevo a González, el ministro le recordó esa imagen y le planteó sacarse otra foto juntos. «Se la voy a mandar a mi hijo», le aseguró al exídolo sevillista.

En la Taberna del Tío Blas, Rajoy degustó diversas especialidades y una tabla de quesos y embutidos con un tinto de Rioja. Aunque a cada poco le tocaba posar, ya que fueron varios los ciudadanos que le pidieron una foto. De inmortalizar el momento se encargaron la secretaria general del PP riojano, María Martín, y la alcaldesa de Logroño.

Entre los que se retrataron con el presidente destacó una pareja de peregrinos. «Me he quedado flipado. He venido con mi mujer a tomarme unos vinos y he preguntado porque he visto muchas medidas de seguridad. Al contestarme que estaba el presidente, he pensado que sería el de La Rioja, ¡pero no, Rajoy!», relató Obdulio, un bilbaíno, que no se cortó en decirle «Mariano, estás mejor al natural». «¡Madre mía, qué altura tiene!», completó su esposa Constanza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos